Inicio

Opinión



Haciendo el bien con reflexión de Any Aular

Diario Frontera, Frontera Digital,  ANY AULAR, Opinión, ,Haciendo el bien con reflexión de Any Aular
SAM SIMON



Nadie suele describir un diagnóstico de cáncer terminal como una "experiencia increíble",  sólo Sam Simon. Este hombre de 58 años de edad, no tiene una cara famosa  y es probable que ni siquiera lo reconozcamos por su nombre, pero ha sido un gigante en el mundo de la televisión desde que se lanzó un pequeño show para Fox llamado Los Simpson. Simon, quien comenzó su carrera como escritor en comedias como "TAXI", se asoció con sus amigos, Matt Groening y James L. Brooks. Pero lo que más ha llamado la atención en los últimos tiempos es su espíritu de lucha. En 2012, fue diagnosticado con una forma terminal de cáncer de colon y le dieron solo meses de vida. "Ellos me mostraron los exámenes", dijo Simon, "Y dijeron: "Esta colonoscopia es idéntica a la de un hombre muerto". Pero este hombre hizo la elección de hacer algo extraordinario con su vida, en lugar de enfocarse en el terrible diagnostico médico. Se enfocó en ayudar a los demás. Inició la Fundación Sam Simon para rescatar a los perros de los refugios de animales, y entrenarlos para ayudar a los veteranos discapacitados y con problemas auditivos. Simon está usando el tiempo que le queda, para financiar proyectos destinados a salvar a los animales y ayudar a alimentar a las personas sin hogar. Está donando la totalidad de su fortuna: 100 millones de dólares a obras de caridad. Pero lo más grande e inspirador de Simon, no es su generosidad, sino su visión de la vida. El dice: "El cáncer me ha brindado la mayor alegría de mi vida. De alguna manera terminé rodeado de gente que me quiere y cuida de mí y sé que harían cualquier cosa por mí. Eso se llama felicidad. El cáncer ha sido una lucha, un viaje, una aventura y la experiencia más increíble que he tenido". Este maravilloso hombre sigue vivo y luchando por dar alegría a los más desamparados. Ojalá su ejemplo nos contagie para no darnos por vencidos.





El hombre de esta historia es un verdadero ejemplo de que la actitud cambia todas las cosas. No importa cuán profundo sea el hoyo en el que te encuentres, siempre puedes escoger ver los rayos de sol, por muy pocos que sean, y eso hará de tu experiencia algo maravilloso. No demos lugar a la autocompasión o al lamento, pues de nada nos sirve. Tratemos de darle sentido a nuestra vida haciendo algo hermoso por alguien más, y nuestra vida cambiara por completo. Anímate, no te des por vencido, recuerda que hay una bendición en cada mano que te pide.

¡Que Dios te de un Feliz Día!

Any Aular






Contenido Relacionado