Inicio

Opinión



Sociología Actual del Venezolano por Angela Galiano Farruggio

Diario Frontera, Frontera Digital,  VENTE VENEZUELA MÉRIDA, ÁNGELA GALEANO, Opinión, ,Sociología Actual del Venezolano por Angela Galiano Farruggio
ÁNGELA GALIANO



Entender lo social desde una óptica interdependiente, con trabajo productivo por hacer, normas universales por cumplir, instituciones para respetar y oportunidades, es un ideal de sociedad que en Venezuela no ha podido concretarse hasta los momentos.


 


Según análisis de varios sociólogos, los venezolanos no confían en las instituciones. Un país cuyas instituciones no tengan la confianza de sus ciudadanos y no ofrezcan las alternativas para contribuir en la construcción de valores, superación social, espiritual y económica está destinado a ser un país en crisis.


 


Nos hemos convertido en sobrevivientes sociales en los últimos años. Unos se sienten huérfanos políticamente y otros desencantados porque la vía por la que ascendieron nuestros padres es imposible de realizar actualmente. Estamos en una sociedad que dejó de enseñar virtudes, valores, nos convertimos en una sociedad oportunista y sin Estado de Derecho.


 


¿Cómo salir de este desencanto? Los sociólogos afirman que el venezolano debe ver que se están tomando medidas para disminuir los problemas que más le preocupan: inseguridad, alto costo de la vida, el desempleo, etc. Tomar como vía de desarrollo la educación, el conocimiento y los valores amerita que haya confianza en las instituciones y estas no han funcionado como para ganárselas. El desencanto es contagioso, pero el deseo de ascender también y este es el combustible para replantearse la sociedad que se tiene y convertirla en la que se necesita. Reencontrarse con un proyecto de país que va a ofrecer calidad de vida también es contagioso.


 


Necesitamos  abrirnos a las posibilidades de cambios, los venezolanos gozamos de capacidades profesionales y técnicas, hay un deseo manifiesto de crecer y un pasado que sirve de referencia  para saber que podemos estar mejor que ahora. Tenemos que volver a enamorarnos de Venezuela.






Contenido Relacionado