Inicio

Opinión



MERCOSUR y Corea del Sur por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  MERCOSUR Y COREA DEL SUR, Opinión, ,MERCOSUR y Corea del Sur por Sadcidi Zerpa de Hurtado
MERCOSUR Y COREA DEL SUR



Dentro de su estrategia de inserción externa orientada a mercados de importancia económica y de claras potencialidades en el marco global, el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) destaca por sus cuatro más recientes negociaciones comerciales, con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA), Canadá, Singapur y Corea del Sur. Con este último país, el mercado común suramericano inició la ronda de negociaciones para lograr un acuerdo comercial especial o tratado de libre comercio.


El 25 de mayo de 2018 en Seúl se inició formalmente el proceso de formalización del acuerdo especial, allí destacaron como áreas de interés el mercado de bienes y servicios, compras gubernamentales, propiedad intelectual y comercio electrónico. Todo en el marco de incrementar las relaciones comerciales y complementar el modelo productivo de ambos espacios económicos. Luego, en abril de 2019, se desarrolló la segunda ronda de negociaciones también en la capital de Corea del Sur. En este segundo encuentro se lograron avances en otras áreas como barreras u obstáculos técnicos al comercio, inversiones, reglas de origen, solución de diferencias, asuntos institucionales, derechos y propiedad intelectual, competencia, defensa comercial, facilitación del comercio, desarrollo sostenible, medidas sanitarias y fitosanitarias. Cada una de ellas en procura del acceso balanceado y efectivo a los mercados teniendo en consideración las sensibilidades mutuas.


Finalmente en Montevideo, del 8 al 19 de julio de 2019, se realizó la tercera ronda de negociaciones con miras hacia el 2020, cuyo resultado fue la ampliación del compromiso de Corea del Sur y MERCOSUR para fomentar la creación de empleos y desarrollo sustentable con repercusiones reales en la calidad de vida de las personas. La prueba de ello fue la firma del convenio de seguridad social entre Corea del Sur y Uruguay que complementa los convenios de protección a las inversiones y para evitar la doble tributación, ambos firmados en 2011 y 2013. En contraste con otras áreas como la agrícola, donde las negociaciones requerirán más tiempo debido a que la mayoría de los bienes agrícolas contarán con la opción de libre comercio, menos el arroz. Además de otros sectores sensibles como la industria automotriz para Brasil y Argentina; justo donde Corea del Sur presento serias intensiones para potenciar sus exportaciones de automóviles, autopartes y productos electrónicos.


A pesar de ello, Corea del Sur representa para los países del MERCOSUR la puerta de entrada de sus productos a la región de Asia Pacífico. Un mercado potencial para productos como: soja, carne bovina congelada, madera aserrada, cueros, pieles, pescado congelado, hierro, maíz en granos, minerales de plata, carbonato de litio, rayas congeladas, langostinos, aceite crudo de soja, lana peinada, calamares congelados, vacunas contra la fiebre aftosa y vinos. Mientras que Corea, consolidará la exportación al mercado suramericano de circuitos electrónicos, vehículos, teléfonos celulares, entre otros productos.


Es conocido en el mundo que el modelo coreano se basa en el volumen de sus exportaciones, y gran parte de sus inversiones están dirigidas a sectores que coinciden con su estrategia de exportación. Por ello, sus flujos de inversión se enfocan en el Know- How sobre proyectos de infraestructura, gestión del agua, sanidad, seguridad del medio ambiente y calidad del aire. Mientras el MERCOSUR ha establecido su esquema de comercio en bienes agrícolas y de la industria automotriz. Este acuerdo especial aún tiene un largo camino por recorrer, empezando con la oferta de productos a presentarse en la cuarta ronda en 2020.


*@zerpasad






Contenido Relacionado