Inicio

Opinión



En contacto

China y su ascenso en América Latina por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,China y su ascenso en América Latina por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.



China se asienta en el Este del continente asiático, a la orilla occidental del océano pacífico. Es el tercer país más grande del mundo luego de Rusia y Canadá. Cuenta con las más altas montañas, numerosos ríos, así como grandes monumentos que rememoran su historia de dinastías y tiempos ancestrales. Su resurgimiento en el siglo XX implicó grandes transformaciones dentro de la esfera económica, y esto le ha permitido ser calificada como la fábrica del mundo, además de escalar posiciones hasta llegar en la actualidad a la jerarquía internacional previamente conquistada por Estados Unidos y Europa.


Para China, América Latina representa el sitio donde cubrir sus deficiencias en la dotación de materias primas del tipo: mineral de hierro, bauxita, cobre, manganeso, plomo, aluminio, estaño, carbón, litio, zinc, petróleo y sus derivados, soja, aceites vegetales, mineral de cobre, ferroaleaciones, chatarras de metales comunes, entre otros. Y a su vez es un lugar fértil para sus inversiones. Brasil, Chile, México, Venezuela, Perú, Argentina, Ecuador, Colombia, Costa Rica y República Dominicana, concentran el 95% del comercio de la región con China; este valor permite calificarlo como un importante socio comercial de nuestros países, e inserta a Latinoamérica en la dinámica y ritmo de crecimiento de esta nación del Noreste asiático.


A inicios de 2010 China se presentó al mundo como “China goes global”, y esto representó para América Latina durante el lapso 2010-2015 una fuerte inversión de empresas chinas. En Perú, China invirtió por medio de National Petroleum Corporation (CNPC), Aluminium Corporation of China (Chinalco), China Minmetals Non- Ferrocarril Metals Co (Minmetals), Shoughan Corporation. Mientras que en Brasil y Argentina las inversiones fueron realizadas por China National Cereals, Oils y Foodstuffs Corporation (COFCO). Destacando inversiones en actividades extractivas, así como en la adquisición de activos agrícolas y compra de tierras. También resaltan inversiones en otros sectores como manufactura, automotriz e infraestructura de servicios como el eléctrico, además del canal bi-oceánico, todas de gran importancia por ser proyectos y desarrollos de infraestructura del futuro cercano planteados dentro de las relaciones China-Brasil y China-Nicaragua.


Otro aspecto que ha permitido el ascenso de China en la región son los acuerdos swap, o compromisos entre bancos centrales para mejorar las condiciones de liquidez. Cooperación monetaria internacional para promover la inversión y el resguardo de la estabilidad financiera. Este esquema de cooperación se ha utilizado en América Latina, destacando los acuerdos firmados por Brasil, Argentina y Chile, para sortear las dificultades que las tres economías han tenido en la obtención de financiamiento en divisas. Y a esto se le suman los préstamos dados a Venezuela, y a otros países, por pago en petróleo y otras materias primas. Así, el renmimbi cada día toma mayor preponderancia dentro de los bancos de la región. También son importantes las alianzas estratégicas mediante la firma de tratados de libre comercio entre China con Chile, Costa Rica y Perú.


Por ello, China tiene hoy en la región un papel en ascenso caracterizado por tres ámbitos de vital importancia para nuestras economías: 1) Principal socio comercial de las exportaciones de América Latina, 2) Inversión extranjera directa mediante la adquisición de empresas, y 3) Provisión de financiamiento en su moneda nacional. De lo cual se desprenden dos grandes preguntas: ¿Es la estrategia China de mutuos beneficios y ganancias? ¿Está preparada la región para este vínculo?


*@ajhurtadob






Contenido Relacionado