Inicio

Opinión



En contexto

China y las instituciones multilaterales por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,China y las instituciones multilaterales por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.


A 75 años de Bretton Woods, los acuerdos que permitieron el diseño del actual orden económico mundial, cada día es mayor el número de países que se deslindan de la cooperación y de los grandes compromisos hacia la coordinación de políticas globales. En este orden, el sistema de gobernanza global y las instituciones que ayudan a gestionar las finanzas, el desarrollo y el comercio internacional, se han hecho más vulnerables en la medida que algunas naciones marcan distancia, mientras que otras desafían con romper sus reglas o crear nuevas instituciones para sustituirlas.

En este último grupo destaca la posición del gobierno de China a favor de respetar la institucionalidad multilateral existente, pero con un claro interés por liderar las relaciones económicas internacionales mediante nuevas instituciones con objetivos similares a los perseguidos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) o la Organización Mundial de Comercio (OMC). Así, los destacados resultados macroeconómicos de China han fortalecido la idea de su gobierno de avanzar hacia una nueva configuración de las relaciones entre países. De allí su disposición a liderar la creación de entidades multilaterales como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), así como el Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) y el Acuerdo de Reserva de Contingencia (CRA), en el marco de su participación en el grupo de economías emergentes BRICS, junto a Brasil, Rusia, India y Sudáfrica.

Incluso ya hay quienes piensan que el proyecto de la Franja y la Ruta de la Seda definirá el nuevo orden mundial, gracias al replanteamiento del papel de China en el sistema financiero global. Ante esta realidad se debe insistir en que las instituciones derivadas de los acuerdos de Bretton Woods han evolucionado a distintas velocidades para adaptarse a las nuevas realidades económicas mundiales, en un contexto donde los principios económicos liberales se siguen defendiendo y el liderazgo europeo-americano continúa.

Las instituciones de reciente creación dependen de los mercados internacionales de capital y son entidades denominadas en dólares. Algunas de las cláusulas relacionadas con sus acuerdos de préstamo son similares a las que existen en los acuerdos del BM y el FMI. En el caso particular del BAII, el BM sigue siendo uno de sus principales socios financieros. De esta manera, el banco asiático delega la costosa tarea de evaluación de proyectos y evade el riesgo de ser el principal financista. Las principales diferencias del BAII con respecto a las instituciones tradicionales es su enfoque centrado en los proyectos, su oposición a desempeñar un papel consultivo para los prestatarios y su adhesión al principio de no injerencia en las políticas económicas internas de los países que reciben préstamos.

En estos momentos resulta inadecuado señalar que estas nuevas entidades son sustitutas de las instituciones de Bretton Woods. La posición del gobierno chino en estos nuevos organismos de ninguna manera indica que su país o las demás economías BRICS dejarán el BM o el FMI. Beijing insistió hasta que su moneda fue incluida en los derechos especiales de giro del FMI, e insiste por su reconocimiento como divisa convertible. La contribución de China al BM sigue aumentando, mientras muestra lentos avances en la liberalización de su mercado de capitales y en las reformas de sus empresas estatales. A pesar de la debilidad del FMI, el BM o la OMC, China todavía depende de ellas para métodos y técnicas avanzadas en gobernanza financiera, estándares internacionales de comercio, y transparencia en la gestión empresarial.

* @ajhurtadob





Contenido Relacionado