Inicio

Opinión



La Universidad Siempre

La autonomía universitaria II por Carlos Guillermo Cárdenas D.

Diario Frontera, Frontera Digital,  CARLOS GUILLERMO CÁRDENAS, Opinión, ,La autonomía universitaria II por Carlos Guillermo Cárdenas D.
CARLOS GUILLERMO CÁRDENAS



La autonomía universitaria (AU) puede conceptuarse como la libertad que goza la institución para el cumplimiento de su elevada misión inherente a la creación y trasmisión del conocimiento. Este concepto de AA le fue característico desde su creación en el siglo XIII.


La AU no puede transformarse en el fin o la meta, pues altera  y desvirtúa el sentido de la misma. Tunnermann C. en su obra “De la Universidad y su problemática. Diez Ensayos”, Universidad Nacional Autónoma de México, 1980, señala: “Cuando la AU se convierte en la preocupación principal del quehacer de la Universidad, esta existe para ser autónoma cuando en realidad precisa de autonomía para ser universidad”. El autonomismo, agrega, es un vicio usual de transformar el medio en fin, resultando tan perjudicial como la negación de la misma autonomía.


La AU faculta a la institución: 1. Seleccionar su propio cuerpo de profesores. 2. Establecer el método de selección de los estudiantes. 3. Concebir el diseño curricular de las carreras y el nivel académico de las mismas. 4. Establecer las líneas de investigación que se llevarán a cabo en su seno. 5. Distribuir los recursos financieros para las distintas actividades académicas,  de extensión y administrativas. 6. Elegir sus propias autoridades. 7. Dictar sus normas internas. 8. Gozar de libertad de mantener una actitud crítica ante el Estado. 9. Respetar el ámbito universitario.


Al abrir el debate en el seno de la universidad con motivo de la sentencia del TSJ sobre el proceso electoral para la elección de las autoridades, la discusión y el análisis que de él se deriven no debe limitarse ni restringirse. El debate debe abrirse a todos los estamentos de la universidad. Un debate amplio, sereno y reflexivo. Que nos permita escucharnos los unos a los otros. Que puede que no esté de acuerdo con lo que dice el que está al frente, pero respetaré el derecho a decirlo. Allí está la esencia de la universidad, en la libertad de pensamiento. La abierta discusión de los problemas que afectan a la sociedad y a la misma institución. La universidad de Vargas y de Rincón Gutiérrez. La Universidad de Parra y Olmedo, de Sanabria y de Pizani. El rector Caracciolo Parra y Olmedo fue elegido por un modesto claustro de 11 profesores (s. XIX).


Las universidades con mejor ranking mundial gozan de autonomía plena. A gobierno alguno de país desarrollado se le ocurriría imponerle una línea de acción o una conducta que vulnere su misión académica. Las democracias occidentales han sido respetuosas con las universidades, las han protegido como patrimonio nacional del saber y el conocimiento. El recelo hacia las universidades ha sido un acontecimiento más de los gobiernos del trópico.






Contenido Relacionado