Inicio

Opinión



Asi lo creo…

ESTADO INEFICIENTE por Jesús Alberto Barrios

Diario Frontera, Frontera Digital,  JESÚS ALBERTO BARRIOS, Opinión, ,ESTADO INEFICIENTE por Jesús Alberto Barrios
JESÚS ALBERTO BARRIOS



Las misiones vendidas por el régimen como protección de los desposeídos, no arrojaron resultados favorables por la incapacidad de un Estado ineficiente. Las tales misiones Barrio adentro, Mercal, Robinson, Rivas, Sucre, o vuelvan caras, no desarrollaron planes para beneficiar a los sectores con menos recursos. Constituyeron un enjambre de corrupción espantoso que da grima. Estos programas carecieron de peso sólido, porque no obtuvieron una base firme de honestidad y cohesión, además se sumieron en un escandaloso fracaso. En ningún país del mundo se ha despilfarrado tanto dinero con criterio populista, malversación y demagogia como en el nuestro. Hemos tenido un Estado ineficiente, marcado por doctrinas comunistas trasnochadas, que nos hundieron en el caos. De allí la importancia de cambiar el rumbo, para vivir en un país moderno, liberado de viejos dogmas marcados por el socialismo del siglo XXI. El cambio propone  un nuevo Estado eficiente, un gobierno que gobierne y lo haga bien. Requiere igualmente una administración que funcione, mediante una participación activa que no es una concesión oportunista de partidos, sino un derecho de todos, de rango Constitucional. Una sociedad abierta donde cada uno realice sus capacidades creativas y su potencialidad personal y social, sin temor a aparecer en listas del régimen, que se utilizan luego para perseguir y amenazar con represalias, por el solo hecho de ejercer sus derechos y pensar distinto. Ahora bien, tenemos que convencernos que Venezuela si tiene salida, tiene un horizonte de posibilidades para cambiar de rumbo. Eso sí, el esfuerzo tiene que ser colectivo, además, no se trata de confrontación de liderazgos carismáticos, que con sus discursos nos lleven al borde del abismo. Se trata de diseñar un nuevo esquema, con un mensaje claro, contundente que transmita confianza y seguridad, fundamentado en la crisis como oportunidad de cambio. Para ello, se debe procurar la unidad del afecto y del compromiso como cuestión fundamental de la democracia. Cancelar la era del populismo, del Estado ineficiente, pesado y derrochador. En consecuencia, la sustitución es por un Estado eficiente, moderno y estimulador de las iniciativas productivas de los ciudadanos que saben producir. Debe ser la sincera comprensión de la realidad y la visión clara del futuro. Son motivaciones suficientemente poderosas, como para que cada uno de nosotros venza sus prejuicios, no podemos permitir que estos sustituyan a las ideas. De allí la importancia de desarrollar políticas y estrategias con una visión proactiva, lo cual permite que desde el punto de vista político, derrotemos el Estado Ineficiente. Cambiar de rumbo de la actual situación, y hacer propuestas eficientes y confiables, para generar confianza, seguridad, empleo, calidad de vida y educación de calidad. Se trata de capacitar a la juventud para que asuma responsabilidades de mundo moderno. Mientras esto ocurre, la crisis sigue su marcha. No hay buena intensión de dialogo, pero no podemos desprendernos de él. La gente se hartó de la mentira, del discurso comunista que choca con la realidad. El pueblo reclama un orden que es necesario instaurar. Hay que evitar darle al régimen ocasión de ejercer la confrontación como estrategia política. No tiene manera de enfrentar la grave crisis que se acumuló en todos los órdenes del acontecer nacional, y el único recurso que le queda es el de la violencia y la represión, porque es un Estado ineficiente.       


jesusalbertob@hotmail.com


Instagram: @jesusalbertob   

Twitter: @jesus_albertob





Contenido Relacionado