Inicio

Opinión



Las potentes ciudades bellas por José Ramón Contreras B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  José Ramón Contreras B., Opinión, ,Las potentes ciudades bellas por José Ramón Contreras B.
José Ramón Contreras B.



contrerasjr2003@hotmail.com


Haciéndole coro al Presidente Maduro, nuestro flamante Alcalde municipal y, anteponiéndole su slogan “ del municipio potencia”, el burgomaestre local, le colocó la guinda que le faltaba al programa de “Las ciudades bellas de Venezuela” pero, como todas las cosas del régimen, en el caso del municipio Alberto Adriani, cuya capital es El Vigía, ésta última, incluida entre las ciudades venezolanas que recibirían un remozamiento, capaz de presentarla a propios y visitantes como una metrópolis de singular belleza, parafernalia que se quedó en algunas reparaciones menores de los semáforos, que al parecer están de adorno, por cuanto los conductores de vehículos y motos no le paran ante la falta de vigilantes de tránsito vehicular. También taparon algunos baches en la Calle 3 principal del sector El Tamarindo, en la Avenida Bolívar y la Avenida 15 Bicentenaria, olvidando las tan publicitadas carpetas corridas de asfalto y bachar algunos huecos que adornan la “Ciudad bella de El Vigía”. La semana que acaba de concluir, observamos, un grupo de obreros espontáneos que, como una empresa comunitaria, tomaron en sus manos el “contrato” y, derritiendo unos neumáticos usados para vehículos, de las llamadas “chivas” y, procedieron a tapar los huecos de la Avenida 15 Bicentenaria, a la altura del tramo que comprende el grupo de Clínicas de Salud que funcionan entre las calles 9 y 10 de dicho sector Inmaculada con el Barrio San Isidro. La remuneración o pago de sus jornales de trabajo la cancelaban algunos conductores que transitaban por ésta vía en señal de colaboración. Mientras tanto, los cráteres adornan las Avenidas Rotaria y don Pepe Rojas y, como colofón a ésta tragedia la empresa hidroeléctrica también coloca su guinda para adornar la potente y bella torta, las cloacas se desbordan y en la avenida 16 del sector El Tamarindo se derrama el preciado líquido que a la mayoría de nuestras comunidades les hace falta. Con la acción de estos trabajadores, me refiero a quienes tapan rudimentariamente estos huecos viales, el mandatario local,  “remendó el capote” y le ahorraron la tan publicitada “carpeta corrida” que escuchamos en los medios radiales y televisivos de la “Ciudad Bella de El Vigía”. A donde irían a parar los reales que el Presidente Maduro destinó para tal fin, se preguntaría el populacho vigíense.






Contenido Relacionado