Inicio

Opinión



Mérida, libertad y federalismo

“Igualdad” por Beyker Albornoz

Diario Frontera, Frontera Digital,  Beyker Albornoz, Opinión, ,“Igualdad” por Beyker Albornoz
Beyker Albornoz


Libertad, igualdad y fraternidad. ¿Cuántas veces esas palabras han salido en cada revuelta social y a pesar de ello siguen siendo slogans de campañas presentes y probablemente futuras?

Contradictorio que esas palabras fueron la base filosófica de La Revolución Francesa, una de las revoluciones que marca la ideología del proceso independentista de las jóvenes Repúblicas Americanas en el siglo XIX. Revolución que termina convirtiéndose en una monarquía y en la expansión de un nuevo imperio.

Nuestro estilo de vida en occidente, la apertura y discusión de las distintas corrientes del pensamiento han permitido permear ideologías nefastas como el socialismo del siglo XXI que vive hoy Venezuela, cuya principal arma propagandista y populista es la igualdad.

¿Se es posible ser iguales?

 

Francisco de Miranda en su proclama de Londres 1801 exclama:” Un gobierno libre mira todos los hombres con igualdad; cuando las leyes gobiernan, las solas distinciones son el mérito y la virtud”.

Anatómica, sexual, ideológica, política y espiritualmente somos diferentes, pero en una sociedad establecida bajo el imperio de la ley somos iguales en las normas que se aplican a cada individuo, en derechos, en responsabilidades y en la capacidad de cada uno hacerse tan virtuoso como pueda y lograr los méritos que se trace.

El socialismo del siglo XXI, plantea una igualdad tentadora a las masas, la igualdad económica; dio el papel de enemigos a empresarios y emprendedores y dio el papel de víctima al “pueblo” defendido por el estado Robin Hood para la distribución igualitaria de la riqueza.

Sobre esta igualdad en la distribución de los bienes y la riqueza Von Mises en La Acción Humana escribe:

“La escuela de derecho natural afirma que los hombres, biológicamente son todos iguales, teniendo en consecuencia cada uno inalienable derecho a su cuota parte de los bienes disponibles. El primer aserto hallase contradicho por la realidad misma, el segundo, seguido hasta sus últimas consecuencias, conduce a tales absurdos que sus defensores acaban dejando de lado toda consistencia lógica”. Von Mises (1949).

El mundo occidental ha avanzado en materia de igualdad, inclusive en Venezuela, la constitución vigente, las leyes y tratados, los delitos poseen penas equivalentes para cualquier ciudadano, cualquier ciudadano tiene exactamente los mismos requisitos para construir una empresa en Venezuela que otro, no se discrimina el acceso a la identificación, educación, ejercicio de su sexualidad, su religión, desempeño de profesión u oficio, acceso al sistema de salud, trabajo, servicios básicos, esparcimiento y diversión.

Hoy en Venezuela lo que está escrito en ley, es letra muerta. El sistema de administración de la justicia se encuentra en agonía, hoy existe una violación permanente y por “igual” de los derechos de todos los ciudadanos, hoy todos los sectores económicos en Venezuela sufren con “igualdad” la carencia de combustible, de energía, servicios y calidad de vida. Hoy vivimos el claro ejemplo de que la igualdad socialista es la igualdad en la penuria.

Por ello como sociedad debemos insistir en la formación ciudadana, es el primero de muchos pasos para el desarrollo y el planteamiento en este espacio para una igualdad que nos permita crecer y asumir los retos globales en los años por venir es la igualdad ante la Ley.

 

@bdjab





Contenido Relacionado