Inicio

Regionales



Cuando el objetivo es el pueblo sobra la política, reina el humanismo

Diario Frontera, Frontera Digital,  UNA LUZ PARA EL IAHULA, TELERADIO MARATÓN, Regionales, ,Cuando el objetivo es el pueblo
sobra la política, reina el humanismo
Miles de merideños manifestaron su solidaridad y disfrutaron con alegría las actividades programadas


• La acción que se emprendiese a favor del Hospital Universitario de Los Andes tuvo un extraordinario éxito, demostrativo de cómo la unión hace milagros

Ángel Ciro Guerrero

Wilmer Bastardo es un joven politólogo y periodista que ha dejado en claro que cuando quiere logra lo que se propone, o podría decirse igualmente que cumple con la tarea asignada, a la postre entrega cuentas claras. Periodista, locutor, animador, diseñador, experto en redes, fue hasta hace un año Director de Información del Gobierno regional,  pero su tránsito en el área de la Comunicación, sobre todo en televisión y radio, le han ganado también mucho reconocimiento y galardones que, por merecérselos, le ha entregado la sociedad civil merideña.


Sonrisa siempre, agradable conversación, puntual a la hora exacta de las definiciones, dispuesto a la brega con la misma pasión con la que se entrega a los deportes de aventura, próximo al medio siglo ya, acaba de cumplir una tarea extraordinaria, la de concentrar todo el esfuerzo y voluntad de miles de ciudadanos que participaron sin cortapisa alguna, salvo una, la no politización bajo cualquier manera del evento, a favor de la mejor ayuda para el hospital más importante de los Andes venezolanos y uno de los de mayor calidad y asistencia en numerosas disciplinas médicas de toda América Latina.


Una idea convertida en acción de todos


Un Teleradio Maratón ha sido y será siempre una buena idea, que termina siendo propiedad de todos, ya que tiene como norte recabar el mayor número de ayudas, en todo sentido, para colaborar con una causa que beneficie al colectivo. Ramón Guevara, el actual gobernador del estado Mérida, lo pensó y entregó su completa realización a los medios de comunicación regionales que, con aplausos, recibieron el encargo y, a su vez, designaron a Wilmer Bastardo como el encargado de convertir el asunto en concreta realidad. Y así fue. Lo primero, diseñar el evento, lo segundo, determinar funciones y, lo tercero, alcanzar el mayor número de participantes en cada una de las disímiles tareas que un suceso de tal naturaleza implica.


Bastardo llamó a las fundaciones que hacen vida en el HULA, quienes decidieron que fuese “Primeros Auxilios Ulandinos” (PAULA), que preside la endocrinólogo Jueida Azkoul, la encargada de recibir todo lo que se recabase. Convocò a Wendy Molero, Eva Yánez, María Fernanda Angulo, Luisana Contreras, Zaverina Raspatelli, Albert Barrios, José Luis Almeida y Elí Saúl Rojas. Respectivamente los nombrados asumieron la conducción de Prensa, Producción, Logística, Asistencia, Asesoría Legal, Coordinación de Caravanas y eventos, correspondiéndole al presidente del Colegio de Contadores del estado Mérida la Administración y Auditoría de los recursos financieros e insumos recabados.


Bastardo y el comité organizador contactaron a sus amigos, dentro y fuera del país, que son estrellas de la radio y la TV, quienes de manera generosa promocionaron a través de las redes y de los medios el evento, gesto que fue importante y decisivo, además de muestra fehaciente de la más completa solidaridad.


Así, lo hicieron Sergio Novelli, OneChot, Alba Cecilia Mujica, Nelson Bustamante, Chyno Miranda, Nelson Bocaranda, Mariela Celis, Giovanni Zavatori, Dora Mazzone, Félix Hoffmamn, Caseroloops, Manuel Sainz, Sócrates Serrano, Romàn Lozinsky, Audrey Dery, Héctor Molina, Kiara, Guaco; Carlos Balzàn y Alexander Morales, cantantes de Vallenato; Humberto Velazco, cantante y director de la Orquesta Los Ideales; los cantantes Daniel Aranguren y Ramis; Ricardo Castillo, músico; Orquesta Los Profesionales; Beto Rosales, estrella de la música campesina; y muchos más.


Intervinieron personalidades como los obispos Luis Enrique Rojas, de Mérida y Juan de Dios Peña, de El Vigía. El cardenal Baltazar Porras hizo su llamado, vía video, desde Roma. Gustavo Valecillos, representando la Cámara de Comercio del estado Mérida; el alcalde Mérida, Alcides Monsalve y el rector de la ULA, Mario Bonucci. El maestro Martín Morales, entre los grandes de la pintura venezolana de estos tiempos; los médicos Hugo Dávila Barrios, Getulio Bastardo, Américo Romero, Jorge Gaviria, Fernando y Liliana Gabaldòn, entre otros muchos, También los deportistas Ruberht Moràn, Alejandro Araque, Jesus Chiqui Meza, el ex grande liga Johan Santana, directivos y jugadores del emblemático “Estudiantes” de Mérida; el chef Sumito Estévez; el campeón nacional de Coleo, Miguel Alberto Parra y el piloto de Parapente, Gerardo López; entre otros periodistas Daniel  Uzcátegui, Elvis Rivas, Ricardo Salmerón, Johan Contreras, Gregorio Rojas, Marta Palma Troconis, Jade Delgado. Mención especial y agradecimiento a Carlitos Páez, el genial caricaturista, quien aportó con su arte seis coleccionables, todas relacionadas con el evento y con el hospital. Asimismo, destacaron más de quinientos motorizados que en Mérida conforman el comité regional que agrupa a los moteros merideños. Su tarea fue decisiva y muy aplaudida, tanto en caravanas como en diligencias propias del evento.


La ciudadanía está muy agradecida a los medios de comunicaciones nacionales y regionales. Su participación resaltó al extremo más que favorable. Superaron las treinta emisoras radiales, la televisora andina, y los canales nacionales. Quince animadores en tarima y la red de locutores en todo el estado fueron factor fundamental. A todos ellos, junto a los operadores, técnicos y directivos, millones de gracias.


Pero nuestro reconocimiento mayor, advierte Wilmer Bastardo, es a la comunidad toda que, sin distingos de ninguna naturaleza, evidenció con sus múltiples aportes su solidaridad. El HULA es de todos y todos participamos a favor de su recuperación en lo posible.


-Cuentas clartas, por supuesto, se le pregunta.


-Sí, y porque es cierto, nos satisface calificarlas de muy buenas., es la respuesta.


Bastardo resalta que el evento fue provechoso desde todo punto de vista, desde el momento mismo en que comenzaron sus preparativos. La convocatoria, por ejemplo, se convirtió en un fenómeno comunicacional, al hacerse viral en las redes sociales: el diseño de la promoción fue muy bien estudiada y mejor llevada a cabo. A varias voces, entre locutores y locutoras que participaron en la grabación de la cuña-mensaje. No hubo aporte pequeño, el donativo millonario fue tan bienvenido como la ancianita de Chamita que entregó cinco billetes, arrugaditos todos, de cien bolívares cada uno y un bombillo. Hubo lágrimas cuando lo entregó en uno de los puntos de recolección; y el de los niños de un preescolar que recolectaron mil bolívares entre ellos, para “mi hospital, donde nacimos”..


-Resuma los logros


En 538 millones 778 mil bolívares está la sumatoria de lo recaudado en moneda nacional. Esto incluye transferencias, puntos de venta, potazos, y moneda extranjera. Se recibieron 560 kilos entre hortalizas y demás víveres; 200 millones de bolívares en insumos médicos, más el compromiso de algunos empresarios de reparar una de las calderas del HULA; 2500 bombillos de diferentes voltaje y materiales varios de construcción.


-Hay mucho aplauso para los organizadores porque lograron despolitizar este evento. ¿Cómo lo hicieron?


 


Muy simple, cuando el objetivo es el pueblo sobra la política y reina el humanismo.


 


Sin duda, la acción que se emprendiese a favor del Hospital Universitario de Los Andes tuvo un extraordinario éxito, demostrativo de cómo la unión hace milagros.






Contenido Relacionado