Inicio

Opinión



PRESUPUESTO NACIONAL 2020 ¿ADEFESIO FINANCIERO? POR ISAÍAS A. MÁRQUEZ

Diario Frontera, Frontera Digital,  ISAÍAS MÁRQUEZ, Opinión, ,PRESUPUESTO NACIONAL 2020 ¿ADEFESIO FINANCIERO? POR ISAÍAS A. MÁRQUEZ
ISAÍAS A. MÁRQUEZ


Descabellada y tercamente, tal y como en iteradas ocasiones referentes a otros asuntos, la ANC aprobó, en conciliábulo, el Proyecto de Ley de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal 2020,  a ejecutarse mediante el MPPEF, cuyo sumario no se  conoció, sino  solapadamente, hasta el momento de la sesión respectiva por la friolera de unos  5438 millones de dólares, equivalentes a unos 2,18 billones de bolívares sin ofrecer detalle alguno sobre la metodología empleada, así como índices para la base de sus cálculos estadísticoactuariales, que debieron estimarse; entre otros,  PIB, inflación, crecimiento poblacional, estimación precio base del barril de petróleo, inflación, planes de inversión financiera en los sectores productivos del país; principalmente, PDVSA, amortización de la deuda externa, equivalente a unos 60 millardos de dólares, además de planes médicoasistenciales y educacionales, de criticidad considerables, hoy por hoy; todo se engloba, según la vicepresidenta Rodríguez en la asignación de un 76 % de dicho Presupuesto  a la inversión y desarrollo social (¿?). Entonces, posiblemente, el régimen,  por su actitud fanfarrona tan ostensible haya estimado el barril de petróleo sobre un ciento de dólares, lograble, como bien sabemos, solo por acontecimientos de hechos de extensión, fortuitos, tales como: fenómenos naturales extremos y situaciones beligerantes en  Medio Oriente, tan habituales.

 

El dato único, poco específico, que se supo fue el de su incremento en un 41 % superior al del ejercicio actual 2019 ya próximo a expirar con el cual el régimen buscará  superar la supuesta “guerra económica” (¿?).

Y, quizá, por la penuria que se avizora a escala mundial, adonde estaremos inmersos, opte por devaluar y hasta por continuar emitiendo dinero inorgánico –burbuja- a fin de atender los pagos por incrementos salariales y de bonos que, aberradamente, decretará lesionando, más aún, la economía nacional, cuyo PIB  luce una caída acumulada  desde 2014 que se estima en un 65 % al cierre de 2019, según Bloomberg y contracción económica de un 35 %, según el FMI.

En efecto, trátase de un instrumeto aventurero que ni siquiera servirá  de inicio ya que a causa de la devaluación/inflación, que implicará más dolarización, en muy breve, declararán deficiencia del mismo.

 





Contenido Relacionado