Inicio

Opinión



Así lo creo…

MISIÓN PASTORAL por Jesús Alberto Barrios R

Diario Frontera, Frontera Digital,  JESÚS ALBERTO BARRIOS, Opinión, ,MISIÓN PASTORAL por Jesús Alberto Barrios R
Jesús Alberto Barrios R


Tolerancia, amor, paz y reconciliación es la principal misión pastoral de Navidad y Año Nuevo. La demanda de paz y cordura ha sido reiterada una y otra vez como gestión noble para abordar la grave crisis social y política. En Venezuela no hay democracia, ésta supone una limitación del ejercicio del poder. Ello va unido al compromiso de aportar soluciones y contribuir mediante su participación al cambio por venir. Uno de los objetivos básicos de la Iglesia es su misión pastoral vinculada estrechamente con el amplio tema de los derechos humanos como guía fundamental. La gente sabe que todo está revuelto, todo está cuestionado, por eso ronda una comprensible manía de desconfianza, de recelo y de escepticismo. Se acerca un año nuevo en un escueto abismo de escepticismo, se profundiza el reconcomio y eso es sumamente delicado, es necesario prestarle mucha atención. Estamos en una encrucijada definitiva y crucial para el rescate de la democracia y la libertad. El régimen sigue empeñado en llevarnos al abismo por un camino de abandono, donde la gente se va acostumbrando al acontecer diario de  vivir peor, como vaya llegando vamos viendo. De allí la importancia de la Misión Pastoral de la Iglesia predicando el aspecto moral en estos días de recogimiento y reflexión. En consecuencia, vale invitar a los venezolanos con voluntad de cambio, los cristianos en particular, a trabajar por una verdadera ética, único camino para detener la estrepitosa caída moral, social y política, que hemos padecido durante veinte años de dictadura en Venezuela. De allí la importancia de salir del atolladero, saliendo del régimen. Se requiere en consecuencia, reactivar la lucha en la calle para promover un movimiento fuerte que sea capaz de permitir la mejor expresión de los ciudadanos. Todas las encuestas señalan que más del 80 % de la población quiere un cambio de rumbo. Necesario e inevitable, para que el nuevo Estado resguarde su función de brindar seguridad, comida, y tranquilidad a todos los ciudadanos, porque con el actual régimen, no hay confianza ni seguridad. Por ello, es necesario no escatimar esfuerzos para que Venezuela retorne a la vida pacifica que cultivó durante muchos años. La paz social es un bien preciado e inestimable, que predica la misión pastoral de la Iglesia.     

jesusalbertob@hotmail.com

Instagram: @jesusalbertob 

Twitter: @jesus_albertob





Contenido Relacionado