Inicio

Opinión



Características de los acuerdos swap por Alberto J. Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto J. Hurtado, Opinión, ,Características de los acuerdos swap por Alberto J. Hurtado
ALBERTO J. HURTADO


Un swap es un acuerdo a través del cual dos partes, consideradas contrapartes, acuerdan intercambiar fondos. Las operaciones swap consisten solo en la compra o venta de divisas al contado contra la venta o compra de las mismas monedas extranjeras a futuro. Representa el intercambio de flujos de dinero que va relacionado con la evolución de una variable futura, entre las que se encuentran: precio de una acción, tasa de interés, precio de un bien, o el tipo de cambio.


El uso de acuerdos swap dentro de la dinámica financiera internacional exige la doble coincidencia de necesidades y deseos: a) un agente económico, gobierno o empresa, con fondos en exceso y disposición para acordar su intercambio por fondos expresados en otra divisa, a tasa de cambio y durante un período por acordar; y b) otro agente económico, gobierno o empresa, con necesidades de financiamiento en moneda extranjera y dispuesto a ofrecer fondos en moneda local para su intercambio por divisas. Al comprobarse esta doble coincidencia, el acuerdo swap suscrito exige el registro de los flujos de caja utilizados por parte de los agentes participantes y su inmediata compensación. De esta manera, no utiliza intermediario financiero, lo que facilita su operatividad y reduce los costos de la transacción de divisas realizada.

En el marco de la cooperación monetaria internacional, son acuerdos bilaterales o multilaterales entre bancos centrales para el intercambio de monedas. De esta forma, un banco central A puede asegurarse el acceso a una moneda extranjera directamente desde el banco central B que la emite. Para ello los bancos centrales A y B firman un acuerdo swap donde se comprometen a intercambiar en fechas futuras una cantidad establecida de su moneda nacional por moneda extranjera. Durante los plazos establecidos, ambos bancos centrales registran los flujos de fondos utilizados y realizan su inmediata compensación, hasta cubrir el monto total acordado.

Características
Entre sus principales características destacan: a) el precio de un swap deriva del valor de otro activo, que pueden ser bonos, divisas, tipos de interés a los que esta denominado de manera subyacente; b) acerca de los tipos de riesgo, los participantes de un acuerdo swap se enfrentan a: riesgo de mercado, riesgo de solvencia y riesgo de liquidez; c) en cuanto a la naturaleza de los agentes participantes, estos pueden ser gobiernos o empresas; d) los acuerdos swap pueden ser bilaterales o multilaterales (Xu, 2016); e) al permitir la renovación del acuerdo cada año, un swap incluye múltiples contratos a plazo (Fabozzi y Peterson, 2009; Peterson y Fabozzi, 2010), el plazo de vencimiento más largo de un contrato a plazo y de futuro no llega hasta el de un swap típico; f) son más eficientes desde el punto de vista de las transacciones que los acuerdos a plazo y a futuro; y g) algunos swap son más líquidos que los contratos a plazo.

En la actualidad, su uso más común es para protección contra la volatilidad de las tasas de interés y los cambios imprevistos en el tipo de cambio. También son empleados para reducir las dificultades que tienen las economías al momento de obtener financiamiento en moneda extranjera, por ello se ven como acuerdos que buscan promover la inversión y el comercio entre dos o más países, además de minimizar el riesgo cambiario y resguardar la estabilidad monetaria y financiera. Y desde 2011 se usan para crear una red de líneas swap que permite a los bancos centrales participantes acceder a fondos emitidos por los demás entes emisores, en una dinámica de cooperación monetaria internacional, que pasó de ser temporal a volverse permanente.

@ajhurtadob




Contenido Relacionado