Inicio

Opinión



La oscuridad del régimen por Franklyn Duarte, primer Vicepresidente de la AN

Diario Frontera, Frontera Digital,  FRANKLYN DUARTE, Opinión, ,La oscuridad del régimen por Franklyn Duarte, primer Vicepresidente de la AN
DIPUTADO FRANKLYN DUARTE



Iluminar al país, mantener un servicio eléctrico de calidad, mantener carreteras y autopistas en buen estado, proporcionar agua, gas y calidad de vida a los venezolanos ha sido un fracaso. No cabe duda que el régimen de Nicolás Maduro no solo traiciono y fallo a los venezolanos sino que ha sido el gran responsable de la catástrofe más grande de toda la historia de nuestro país y del continente latinoamericano.




Es vergonzoso como un país con las mayores reservas de petróleo del mundo junto con Arabia Saudita y Estados Unidos no sea capaz de ni siquiera generarles energía eléctrica a sus habitantes. Desde el gran apagón nacional el 7 de Marzo del año pasado los venezolanos han sido victimas de intensas jornadas de oscuridad y uno de los Estados más afectados ha sido el Táchira. Por más de 72 de horas sin luz ha sido ha estado nuestro pueblo.




La cantidad de daños y pérdidas económicas es incalculable, así como también el impacto psicológico que genera esta grave situación en las familias venezolanas. Es difícil reconocer algún servicio publico de calidad en este momento en el país, prácticamente nada funciona y lo poco que se ha mantenido fue construido por gobiernos anteriores, específicamente antes de 1999.




Hoy en día la voz del Tachirense es escucha en Caracas y entre sus peticiones esta la de darle soluciones a los problemas del día a día. La lista es larga y hay muchas prioridades pero mientras la confrontación se mantiene entre todos los sectores el venezolano muere, huye, se refugia o emigra. Evitar que esto siga ocurriendo es nuestra responsabilidad y la asumimos con el mayor de los compromisos por un mejor país para esta y las futuras generaciones.




Nadie debe estar condenado a vivir en la oscuridad, en la tragedia, en el miedo y mucho menos en la incertidumbre. Hoy en día es necesaria la unión y la fortaleza para seguir adelante y combatir no solo a los responsables de los apagones y el desastre sino también para reconstruir a un país golpeado y maltratado por una minoría que se ampara en el odio, en las armas y en el resentimiento. Con la fuerza de la ciudadanía, de las familias venezolanas y de Dios pronto volveremos a iluminar a cada rincón de Venezuela.






Contenido Relacionado