Inicio

Opinión



“Sólo con educación, empleo, seguridad y asistencia social de calidad se podrá enfrentar con éxito la pobreza que asola a Venezuela” por Luis Loaiza

Diario Frontera, Frontera Digital,  LUIS LOAIZA RINCÓN, Opinión, ,“Sólo con educación, empleo, seguridad y asistencia social de calidad 
se podrá enfrentar con éxito la pobreza que asola a Venezuela” por Luis Loaiza
LUIS LOAIZA, DIPUTADO OPOSITOR MERIDEÑO



Debemos imponernos como un gran objetivo nacional liquidar la pobreza y garantizar la inclusión como prerrequisito para el progreso, el bienestar y la ampliación y consolidación democrática. Es urgente desarrollar programas de atención a la familia orientados a consolidar el núcleo familiar y a darle a los padres las herramientas para que puedan cumplir su labor formativa. Se debe, igualmente, procurar el acceso de todos los niños al preescolar. Todos los estudios indican que un niño no estimulado en sus primeros años no desarrollará destrezas vitales para su proceso de crecimiento emocional e intelectual.




Es fundamental elevar la calidad de la educación primaria y secundaria y eso implica acondicionar físicamente los espacios, mejorar la capacitación, la formación y la remuneración de los maestros. Venezuela debe colocar la educación a tono con las exigencias de los procesos productivos, científicos y tecnológicos, asegurando la formación de un capital humano y social, capaz de impulsar el desarrollo y la competitividad.




Es necesario impulsar un plan ambicioso de educación para el trabajo, en alianza con el sector productivo, que permita la incorporación de millones de jóvenes que han desertado de la educación formal y que se mueven entre el desempleo y el trabajo precario.




Tenemos que tener claro que la mejor política económica es aquella que genere oportunidades de empleo de calidad, que mejore el poder adquisitivo de las familias y que sea capaz de producir bienes y servicios suficientes para abastecer las necesidades de la población.




La seguridad social también debe ser revisada estructuralmente porque debe relanzarse sobre una base contributiva, solidaria y tripartita que sea capaz de asegurarle al trabajador las previsiones de cesantía, recreación, vivienda, salud, crecimiento profesional, disfrute de una pensión digna y suficiente. Este sistema deberá incorporar a los trabajadores informales y por cuenta propia desprovistos actualmente de toda cobertura.




El principio básico de igualdad de oportunidades, sobre los que debe fundarse una sociedad democrática y de justicia, no podrá materializarse jamás si el Estado no actúa para ayudar y proteger a los sectores más desvalidos, asegurando su incorporación efectiva a la sociedad. Precisamente por eso, la política asistencial deberá ser ampliada y reformulada para ubicarla dentro de propósitos realmente incluyentes y redentores, sin colores partidistas ni exclusiones ideológicas.






Contenido Relacionado