Inicio

Opinión



La Educación, exponente de libertad plena

Por el ojo de la aguja por Mireya A Segovia V.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Mireya A Segovia V., Opinión, ,Por el ojo de la aguja por Mireya A Segovia V.
MIREYA SEGOVIA



Cuando solíamos ir a cursos de Formación y preparación docente, otrora de un tiempo no muy lejano, nos orientaba un entusiasmo y vigor por saber cada día más, era un deseo de voluntad propia de querer darle vida a una misión a pesar de las turbulencias causadas, las limitaciones económicas, las exigencias familiares… entre muchas cosas, pero que, fieles a nuestra vocación, nos la ingeniábamos para sacar el tiempo y las energías para formarse, participar, buscar alternativas diversas para que los centros educativos se convirtieran en espacios formativos y participativos en las que las propuestas cognitivas y de abordaje socioemocional, lograran un espacio en los pupitres.


 


“La Educación, encierra un Tesoro” (Jacks Delors) estas palabras, asomaban en nuestra conciencia, el claro deseo de nuestra entrega, sin escatimo y convencidos de que la Educación es el mástil de todo país, no importa cuanta crisis lo atraviese.


 


Hoy día, el panorama educativo, señala situaciones alarmantes y desesperantes, para quienes aún creemos que la Educación es la salvación, pero una Educación, con principios de Libertad Total, sin paranoias ni embelesos que conducen a lo que ahora tenemos, en nuestras  aulas,  adoctrinamientos, con deterioro consecutivo del coeficiente humano.


 


Estamos, frente a una deserción escolar que rebaso los limites, una Migración de niños (as) a otros países, sin precedentes, el trabajo de los niños en las calles para ayudar a sus padres al sustento diario, sin menospreciar, que la infraestructura escolar, está en su totalidad destruida. (Sin pupitres, sin laboratorios, sin pizarras, sin escritorios, y esto a grandes rasgos).


 


Lo que ayer era una alimentación al estudiante, llámese PAE (Programa de Alimentación Escolar, posteriormente SAES (Sistema de Alimentación Estudiantil Socialista), en fin, más cambios de formas que de fondo, hoy está, absoluta e irremediablemente liquidado, no existe en muchas escuelas, la alimentación escolar, y cuando llega, 2 ó 3 veces a la semana, el consumo de alimentos es caraotas, (granos) con arroz, sin aliños, por Dios. Los niños comen 1 ó 2 veces por semana, sin tasar que tampoco el gas para las escuelas es un servicio vital, Y NO LLEGA, NO LO HAY.


 


La criminalidad lindante en los planteles es el diario abordaje de los docentes: drogas, armas, violencias. La degradación de la carrera Docente, en términos salariales y beneficios sociales, se ha hecho cada día, mas intolerante, DIFICIL O IMPOSIBLE DE SOSTENER a tal  punto,  que la deserción docente, es sin remedio alguno, una imperiosa necesidad, trayendo consigo a los planteles y escuelas,  la experiencia empírica,  con atisbos de consecuencias que la historia reconocerá con el pasar de los años, OJALA, NO SEA POR MUCHO TIEMPO, porque esta realidad, asusta.


 


 Un solo docente atiende 2 y 3 grados (llámese escuelas) debido a la ausencia de maestros (as) sin contar el tiempo por horas que muchos estudiantes,  en liceos,  pierden por ausencia de los docentes, desertos o por otras necesidades.


 


Los salarios son paupérrimos, ni para pasajes, no hay presentación personal, porque el salario no alcanza para comprarse unos zapatos, ropas, entre otras necesidades.


Los Seguros hospitalarios son inexistentes, ya no existen créditos al Magisterio, la contratación Colectiva, no existe tampoco.


 


 Hay una prolongada y desesperada desidia, el 90% de los docentes trabajamos horarios de contingencia, y que ahora el sistema le coloca el nombre de: horarios INTEGRALES, mientras los Docentes se las ingenian,  para realizar trabajos extras: ya sea desde una simple venta de productos varios, (helados, caramelos, galletas, productos de aseo, entre otras cosas) mejor dicho, lo que logre alcanzar resolver, para completar un dinerito extra, calamidad que demuestra el desplome en que callo la Educación Venezolana.


 


 La escuela se cae a pedazos señores, es  una escuela,  que no escapa a las amenazas de la integridad física y emocional, por el caos actual que se vive. La situación actual de la EDUCACIÓN, es una escenario que exige con URGENCIA, la revisión inmediata, frente a la incertidumbre, se precisa actuar, pero ya, recuperando la Libertad, la Democracia y el Estado de Derecho en Venezuela, lo lógico y responsable, es que la Educación no siga sometida a un régimen criminal, que mutila  el pensamiento.   La familia debe responder a una búsqueda organizada.  Una rutina sin sentido, NO ES EDUCACIÓN,  y la misma,  puede propiciar un desapego que puede traducirse en hechos que lejos de enseñar desaprenden en nuestros  hij@s. Tanto a los Docentes, como a las familias, les corresponde ahora asumir un reto, en  una realidad difícil, retadora, se hace necesario devolverle el papel a la EDUCACIÓN, como exponente de LIBERTAD PLENA.


 


Una Educación que se revisa, que se repiensa, y está dispuesta a ofrecer alternativas de crecimiento, está viva y por lo tanto en movimiento, no dejemos morir, la Educación de nuestros hij@s. Sin Educación, no hay país y sin Educación no hay conocimiento, ni pensamiento crítico. SIN EDUCACIÓN NO HAY LIBERTAD PLENA






Contenido Relacionado