Inicio

Opinión



¿QUIÉN DICE QUE ESTE AÑO NO HAY PASION VIVIENTE EN LA PARROQUIA? por el Pbro. Edduar Molina Escalona

Diario Frontera, Frontera Digital,  Pbro. Edduar Molina Escalona, Opinión, ,¿QUIÉN DICE QUE ESTE AÑO NO HAY PASION VIVIENTE EN LA PARROQUIA? por el Pbro. Edduar Molina Escalona
PBRO. EDDUAR MOLINA



¿Quién dice que este año


No hay pasión viviente? Si ya Jesús está cautivo en el desierto de su casa en cuarentena: sin agua, sin luz, sin gas y con poca comida! 




Dicen que ya al Nazareno  no lo veremos? Si ya


está vestido de verde,


de azul o blanco, en procesión, por el calvario de nuestros hospitales.


¿Quién dice que los nazarenos


no harán su penitencia de vestirse de morado? Si ya andan sin poder salir a las estaciones del viacrucis de las colas de gasolina!




¿Quién dice que este año no veremos a Jesús caer en su camino al calvario?


si vemos a nuestros médicos caídos y agotados, sin saber que medicamento encontrar, dando ánimo y fuerza a sus otros humildes cireneos: Personal de enfermería y limpieza.




Y al igual que con un borrico, Cristo nos trajo la Buena Nueva:


nuestros héroes campesinos nos envían alimentos, nuestros arriesgados camioneros


pasan las noches en vela


para traernos a todos


alimentos para nuestra despensa. Y desafían los caminos por donde el virus ya vuela, pensando en sus familias y en no quedar en cuarentena.




Y la Virgen dolorosa no saldrá ya en procesión con su hijo sufriente? Si ya anda llorando en su alma la pena del hijo que se fue y una espada atraviesa su alma! y oraciones brotan de sus labios por otra madre enferma: la tierra y su coronavirus!


Y también descubrirás el rostro de la Virgen cuando mires a una anciana que está pasando la cuarentena, tan solita en su casa, o con sus nietos de los hijos que se fueron, y al cerrar los ojos verás que esa abuelita santa es la Virgen dolorosa con el cabello lleno de canas.




Y dónde estarán los centuriones y eclesiásticos? Acaso no están junto al crucificado? son ellos los honestos funcionarios públicos y de seguridad que aún quedan, dándonos todo su amor y su tremendo cuidado para que pase pronto la plaga, y no suframos ningún daño, que ellos no se quedan en casa y están en la calle velando.




Y con el cansancio en la mirada, como cuando en el Huerto de la vieja plaza de la Parroquia estaba orando, 


también Cristo está presente en los que en cualquier comercio venden alimentos a precio justo alimentos, o en una pequeña bodeguita de esas que están en nuestros pueblos, barrios y campos.


O también en los que salen diariamente a dar mantenimiento a nuestros ya precarios servicios públicos, para saciar nuestras necesidades. Y a limpiar nuestras calles expuestos al virus, como hiciera Él en aquella tarde de Jueves Santo para lavar los pies de sus discípulos amados.




Y que se hicieron los apóstoles?


nuestros queridos sacerdotes. Acaso se tomaron unas vacaciones? ¡No! ¿se fueron a dormir? ¡No! ¿se cogieron un sabático? Absolutamente, ¡NO! Pues entonces, ¿qué hicieron?


Han invadido las redes sociales, con la Buena Noticia de la Esperanza, han celebrando misas por radio y televisión como nunca. Ahora el templo está vacío, pero la iglesia está despierta! En salida! Acompañando sin miedo y en el silencio de sus parroquia a un pueblo en cuarentena.




Y las Palmas del domingo?


también saldrán este año como agradecimiento sincero de nuestro pueblo que toca las palmas en un aplauso a todos aquellos que se juegan la vida para que nosotros estemos sanos, a nuestros médicos y enfermeras, que trabajan con las uñas, pero con toda su entrega y amor...sonarán las palmas. 




Y aunque a todos nos asuste, la muerte por la pandemia, el recuerdo del Santo Sepulcro nos da la certeza del que es Vida, y tiene en sus manos la cura a nuestros males, pues el mismo venció la muerte y en su rostro hay esperanza 


y después de esto vendrá el triunfo seguro de "cielos nuevos y tierra nueva".




Y acaso ya no estamos viendo a Cristo preso, si ya está encerrado en nuestras casas, sin poder ir a ningún lado, con la lámpara de fe encendida y proclamando al mundo que familia que reza unida, permanece unida.




Y en la otra esquina de la Parroquia ya no está la Verónica, se ha ido a las calles y hospitales a dar limpiar del virus con el pañuelo blanco de la solidaridad de tantas que sirven de voluntariado.




Y quién ha dicho que ya no veremos al Cirineo ayudar a cargar la Cruz si ya lo está haciendo cada hermano que se acerca a nuestra vida y nos llena con sus palabras de consuelo y esperanza por redes, llamadas y WhatsApp, sin dejar de hacernos llegar medicinas y alimentos, haciendo más liviana la pesada cruz de la cuarentena?




Por eso que no me digan


que nos quedamos sin Semana Santa que ya lo dijo el Señor, que Él mismo estaba en aquel que es tu prójimo y de tu amor necesitaba.


Que tal vez no habrá procesiones ni escenificaciones, pero hoy más que nunca Cristo sale a la calle junto con su Madre cada mañana a cubrir a Venezuela de salud, paz y bendiciones.




Y a la Virgen de la Inmaculada Concepción, patrona de nuestra Mérida, le pedimos este año que al igual que ella que fue tan Pura así nos preserve bajo su manto y quede este pueblo puro, sin ningún contaminado.




"Que cada día nos bendice


Nuestro Padre Jesús Nazareno sin salir a la cuesta o a la plaza Él sigue cuidando de nuestro pueblo, para que vivamos esta Semana Santa con el corazón y el sentimiento.


Una Semana Santa diferente y, cuando ya todo haya pasado, comprobaremos realmente


que Cristo ha Resucitado,


y nos traerá con Él la alegría


de un pueblo recuperado 


para comenzar de nuevo lo que un día fuimos: pueblo unido y hermano.”


"Que aunque no haya procesiones en nuestro pueblo por primavera sigue oliendo el incienso que pone su gente buena, porque nuestro sentir no se suspende, porque nuestra fe es verdadera, porque siempre es Semana Santa" en una Venezuela que canta, cuando el dolor llama, pues fuimos hechos con una fe viva en nuestro Señor. Amén 




 **(reflexión hecha con algunos extractos del escrito de Manos* *Unidas* : ¿" *Quién dice que este año no hay Semana Santa?* ". *Y del texto titulado: ¡Despertaron los Curas! de Moisés Jr Rios, desde Puerto Rico)* .






Contenido Relacionado