Inicio

Opinión



La IA en la industria 4.0 por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,La IA en la industria 4.0 por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


El término industria 4.0 nació en Alemania durante la Feria de Hannover en 2011. Consiste en interconectar todos los procesos de una empresa para alcanzar la automatización efectiva, usando el Internet de las cosas (IoT), la cultura marker, los sistemas ciberfísicos y la fábrica 4.0. Es decir, una actividad económica basada en las tecnologías IoT, Big Data, robótica e Inteligencia Artificial (IA).

Esta nueva dinámica empresarial marca, en el actual contexto, opciones de sobrevivencia de las grandes corporaciones comerciales y el establecimiento del nuevo orden global. La transición hacia la digitalización de las acciones dentro de los procesos productivos ha incorporado personas a la producción en el marco del mayor uso de la tecnología. De esta manera, los expertos que dirigen estos cambios se caracterizan por su experticia en ciberseguridad, robótica, automatización, computación en la nube, razonamiento analítico, gestión de personas y UX Desing. Debido a que estas actividades exigen habilidades profesionales que permiten reducir el tiempo de mercadeo, flexibilidad, diversificación y personalización, así como mejorar la eficiencia, movilidad y soporte remoto. El objetivo es alcanzar mayor seguridad, transparencia y sostenibilidad en los negocios; criterios de eficiencia operacional que sirven para fomentar el nuevo modelo de negocio.

Sin embargo, los retos son muchos y están asociados con: a) la convergencia del mundo hacia este paradigma de producción global, y b) la simbiosis entre la tecnología de la información (IT) y la tecnología de las operaciones (OT). En este último ámbito, la IT se relaciona con la aplicación de equipos de telecomunicación como las computadoras, los teléfonos inteligentes, entre otros, para tratar los datos, por tanto, es una actividad menos automatizada y usa esencialmente personas. Mientras la OT detecta y cambia el proceso físico, por medio de la monitorización y el control de los dispositivos físicos, como tuberías, redes, válvulas y otros mecanismos. Es decir, es automatizada y requiere un menor uso de personas. En este sentido, la industria 4.0 usa la IT porque le permite tomar las decisiones empresariales de forma óptima en tiempo y espacio, y emplea la OT porque asegura la calidad de los procesos físicos de la producción.

Ambas tecnologías conectan la operación con la innovación en momentos de disrupción productiva, y evidencian las relaciones pragmáticas entre el humano y la máquina. De esta manera, no necesita de normas, gobiernos, bancos o de cualquier otra institución conocida hasta ahora, solo requiere identificar un proceso con resultado eficiente. Los ejemplos de esta nueva dinámica empresarial son diversos, incluyendo el rol de Amazon con su cesta de productos sugeridos, Facebook y Google con sugerencias para etiquetar fotografías, personas, productos, servicios, entre otros, Waze con información acerca de la navegación en tiempo real y Uber con sugerencias de recorridos y traslados automáticos. Todo este contexto exige una disrupción de la gobernabilidad global, que hasta el momento no existe. La tecnología llegó y con ella una nueva forma de relación social de producción y de gobernanza global. Ahora la maquina piensa como el humano, porque el humano la dirige por medio de datos.   

@zerpasad





Contenido Relacionado