Inicio

Opinión



China y la inteligencia artificial por Alberto José Hurtado Briceño

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado Briceño, Opinión, ,China y la inteligencia artificial por Alberto José Hurtado Briceño
Alberto José Hurtado Briceño



La inteligencia artificial es el tema que en la actualidad invita a la reflexión por considerarse uno de los medios para superar la actual crisis del modelo de producción capitalista. Principalmente porque se presenta como opción de transición frente a una crisis que no podrá superarse solo con creencias acerca del Estado del bienestar y la reconfiguración de la gobernabilidad global. Estos dos enfoques gozan de reconocimiento y valor paradigmático en la ciencia social debido a que han desnudado el profundo problema de la desigualdad humana, pero no pueden ofrecer más que soluciones para un sistema económico, político y social basado en lo conocido.


En este sentido, la vida actual es definida a partir de un grupo de datos recogidos y almacenados como patrones, tendencias y experiencias cotidianas. Datos que se convierten en información y dan la oportunidad de predecir, aprender y aprovechar la realidad de acciones pasadas almacenadas. Esta es la razón por la cual el mundo paso de tener máquinas inmóviles e inanimadas, como cualquier otro objeto, a lograr máquinas capaces de pensar como humanos. En consecuencia, ante esta nueva realidad la inteligencia artificial se presenta como un instrumento capaz de usarse eficientemente para el aprendizaje autónomo, aprendizaje profundo, descubrimiento de datos inteligentes, análisis predictivo, así como en las ventas, la atención de los clientes y el marketing.


Este tipo de tecnología es una realidad en China, país que sobrepasó a los Estados Unidos en el desarrollo de equipos para la tecnología de la información. En un marco de incentivos financieros para el desarrollo de la robótica, la optimización de procesos y la incorporación de la tecnología en las actividades diarias de la población, el gobierno del país asiático ha logrado juntar empresas privadas exitosas con emprendimientos públicos y privados. Así, multinacionales como Ainnovation, NIO, Suning, Foxconn, New Oriental, JD, TAL, iFLytek, Huawei, ZTE, Baidu, Alibaba y Tencent, estas tres últimas consideradas versiones chinas de Google, Amazon y Facebook, se unieron a empresas emergentes como SenseTime, Megvii, iCarbonX y Mobvoi, además de los unicornios Xiaomi, Didi y Chuxing, para lograr el evidente avance que en la actualidad tiene China en el uso de la inteligencia artificial en los negocios.


Todas estas empresas destacan en negocios comandados por los datos, y se han consolidado en sectores como transporte, educación, electrodomésticos, microchips, macrodatos, autos autónomos, finanzas, servicios en la nube, marketing de entretenimiento, robótica, ciudades inteligentes, teléfonos inteligentes, seguridad, traducción automática, sanidad, manufactura industrial, mapeo de precisión, visión artificial, comercio minorista, entre otros. Actividades que indican el uso de la tecnología como guía y visión de la realidad humana.


De esta manera, el procesamiento inteligente del habla humano, el lenguaje corporal natural, el reconocimiento facial y el aprendizaje profundo en la interacción hombre-máquina, es parte de la cotidianidad en China. De allí que el esfuerzo por incorporar a las maquinas el reconocimiento autónomo, la visión artificial y las tecnologías de conducción inteligentes coloca a la vuelta de la esquina la masificación de robots humanoides, el siguiente paso en la realidad disruptiva actual.


El gran reto que esto genera es garantizar la adecuada interacción social entre los seres humanos y las nuevas tecnologías, para evitar que se pierdan las dinámicas sociales y nuestro comportamiento en sociedad. Se debe promover el mejor uso de la inteligencia artificial.


* @ajhurtadob






Contenido Relacionado