Inicio

Opinión



Papel del comercio luego del covid-19 por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,Papel del comercio luego del covid-19 por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.


La pandemia ha intensificado los desafíos que enfrenta el sistema de comercio mundial y ha resquebrajado la confianza en el sistema económico global. Ha hecho que el mundo sea más consciente de la desigualdad e ineficiencia que existe no solo en la economía, sino también en la prevención y el tratamiento de las enfermedades. Además, ha llamado la atención acerca de los graves problemas asociados con el suministro y la distribución de grandes cantidades de medicamentos y equipos médicos en periodos de crisis; y sobre el trato diferenciado que reciben los países en el acceso a estos bienes y en el manejo de sus compromisos de deuda externa.


La actual emergencia sanitaria ha revelado la alta vulnerabilidad de los trabajadores en el mundo, debido a la estandarización de relaciones laborales inseguras, inciertas y sin garantías de ningún tipo, donde lo común es la baja protección laboral. Así, las personas que limpian hospitales, hacen entregas y conducen ambulancias realizan trabajos importantes, pero con una baja o nula protección laboral. Por ende, surge la necesidad de un cambio en las normas que rigen las relaciones laborales en el mundo, para garantizar la protección laboral de los trabajadores.


De igual forma, ha demostrado la necesidad de la provisión de nuevos bienes públicos, como el internet, que permitan reducir la brecha entre grupos sociales. En la actualidad, toda la sociedad necesita acceso a internet. El covid-19 ha demostrado que la red es un servicio esencial para la educación y el trabajo, por lo tanto, debe proporcionarse a todos los hogares. De esta manera, tanto los trabajadores con mayor formación educativa, como los menos calificados, tendrán las herramientas para trabajar de manera remota; y los hogares disfrutarán de las mismas oportunidades al momento de permitir a sus integrantes el acceso a la educación.


Y ha incrementado la importancia de preservar el medioambiente. La sociedad aclama una nueva oportunidad para disfrutar del aire libre, el agua limpia y de un entorno menos contaminado. Esto debido a la importante recuperación de las condiciones medioambientales del planeta, como consecuencia de las medidas de confinamiento implementadas por la mayoría de los países del mundo. Es decir, hay la necesidad de avanzar hacia la generalización de actividades productivas menos contaminantes, más inversión en transporte y desarrollo de espacios abiertos libres de contaminación.


De esta manera, el covid-19 ha demostrado que para lograr un mayor nivel de bienestar la eficiencia no puede ser la única variable que se tome en cuenta al momento de tomar una decisión. La sociedad, y por lo tanto la economía, también necesita seguridad, estabilidad y equidad. La mayoría de las economías avanzadas se han dado cuenta de que la asistencia sanitaria universal es esencial. Permitir que existan personas enfermas, y no hacer todo lo posible por atenderlas, desmejora el bienestar de todos. Además, la provisión de mejores y nuevos bienes públicos es la manera correcta de garantizar el acceso equitativo de la población a oportunidades laborales y educativas.


En este sentido, hay que avanzar hacia un nuevo equilibrio en la distribución de los beneficios del comercio, donde se reduzcan al mínimo los impuestos y los aranceles utilizados para su regulación. El libre comercio permitirá que la sociedad acceda a una mayor cantidad de productos, mientras que los bienes públicos globales acercaran las oportunidades a la población. En otras palabras, dar espacio para que las ganancias del comercio se generen y se asignen a la producción de bienes públicos que beneficien a todos.


*@ajhurtadob






Contenido Relacionado