Inicio

Opinión



Así lo creo…

PENSAR CON CLARIDAD por Jesús Alberto Barrios R

Diario Frontera, Frontera Digital,  Jesús Alberto Barrios R, Opinión, ,PENSAR CON CLARIDAD por Jesús Alberto Barrios R
JESÚS ALBERTO BARRIOS



En estos tiempos difíciles de incertidumbre, aislamiento y dificultades tenemos que pensar con claridad. La obligación de los venezolanos, principalmente los líderes es tratar de ser fuertes, contundentes y conservar la calma. Darnos cuenta esencialmente, cuando quienes nos rodean están impacientes o fatigados. Así estamos, en medio de una incertidumbre que nos agota a todos. Se trata entonces de generar seguridad y confianza en nosotros mismos, utilizar el conocimiento y reforzar la fe. Parte de la responsabilidad que tenemos, nos conduce a compromisos de alguna actividad política, social o de cualquier naturaleza para el cambio de rumbo en Venezuela. Se trata de saber reconocer nuestras limitaciones, y potencialidades, además, confiar en las personas que trabajan en unidad. El conductor de una propuesta de cambio debe pensar con claridad, infundir seguridad, confianza y grandeza espiritual. Creer en su propio juicio y sensatez, atender a su gente incluso cuando algunos ya no quieren seguir adelante, pero la obligación de un líder es convencer. El optimismo es importante mantenerlo en este momento difícil para quienes dirigen, orientan, y están basados en algo que conocen muy bien, la calle. Además, tiene que existir una clara y contundente conducción para lograr el objetivo, salir de la dictadura. Transmitir un mensaje optimista siempre, porque el pesimismo nos agota y nos genera inseguridad. Por ello se pretende con este escrito, comunicar y propagar convicción, confianza y grandeza espiritual. En momentos como el actual, la obligación del liderazgo político es reforzar los aspectos que marcan el camino del cambio por venir. El líder debe controlar las emociones, mantener la serenidad, y tratar de producir un discurso apropiado para convencer. Entender en este preciso momento, que el pueblo necesita pronto un bebedizo de fuerza y fe, y una manzanilla de espíritu. Parte del ajetreo de los conductores consiste en pensar con claridad, no desbocarnos y actuar con paciencia. El pueblo ama la libertad, pero con la misma pasión siente el anhelo de cambio, autenticidad, y ganar el desafío de la grandeza.


jesusalbertob@hotmail.com


Instagran: @jesusalberto


twitter: @jesus_alberto   






Contenido Relacionado