Inicio

Opinión



¿Nuevas cadenas de valor? por Sadcidi Zerpa Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa Hurtado, Opinión, ,¿Nuevas cadenas de valor? por Sadcidi Zerpa Hurtado
Sadcidi Zerpa Hurtado



La crisis del covid-19 ha cambiado el mundo y, dentro de la dinámica productiva internacional, ha expuesto la vulnerabilidad de las cadenas globales de valor (CGV). Las CGV contribuyeron a inicios de siglo al rápido crecimiento económico de los países y a la superación de la crisis financiera de 2008, permitiendo que las corporaciones multinacionales aumentaran su eficiencia mediante la especialización segmentada de la actividad productiva.


En la actualidad esta realidad ha cambiado, debido a que las medidas tomadas por los gobiernos para reducir los contagios de covid-19 y disminuir el número de muertos por esta enfermedad, ha detenido los encadenamientos que permitían la producción eficiente de mercancías. Un ejemplo de ello es la industria automotriz japonesa. Cuando Wuhan, y las demás provincias chinas se cerraron, las fábricas que suministran autopartes cerraron; generándose la paralización de la cadena de suministros de autopartes que llevó a la suspensión de operaciones de los ensambladores de automóviles japoneses en China, Japón y otras partes del mundo.


Así como las empresas japonesas de la industria automotriz, miles de empresas alrededor del mundo dependen de la división de tareas que permite las CGV, por ende, están sufriendo la crisis generada por la pandemia. En este escenario, la gestión empresarial y la dinámica productiva mundial avanzan de manera rápida hacia: a) la diversificación de las CGV, b) la participación más activa de los gobiernos mediante políticas de cooperación internacional, y c) la mayor incorporación de tecnologías de información y comunicación en los procesos productivos.


En cuanto a la diversificación de las CGV, viene dada por el esfuerzo empresarial dirigido a recortar las redes reduciendo el número de eslabones en la cadena o rediseñando productos para que sus componentes sean menos específicos. Esto va de la mano de nuevas estrategias de inversión nacional y la reubicación de unidades de producción en el extranjero, hacia lugares menos expuestos al covid-19 o de regreso al país de origen de la empresa.


Acerca de la dinámica gubernamental a favor de la cooperación internacional, las políticas económicas también han cambiado al incrementar su papel en la promoción de las nuevas CGV. Por ejemplo, la política de cooperación dirigida a la provisión de asistencia económica, está contribuyendo en la construcción y mejora de la calidad de la infraestructura en los países en desarrollo. Mientras que la dirigida a la asistencia sanitaria sigue activa para avanzar en la recuperación de un mundo libre de pandemia. Una buena infraestructura y un ambiente saludable son condiciones para que las empresas consoliden sus centros de producción y su participación en las CGV.


Y respecto a la utilización de las nuevas tecnologías, el aislamiento obligatorio y las restricciones a la movilidad de factores de producción están llevando al uso obligatorio de la tecnología de información más avanzada. Por ejemplo, la impresión 3D está permitiendo la sustitución de la transferencia física de bienes y personas; muchas empresas están enviando sus productos, principalmente autopartes, repuestos, partes específicas de una máquina, a los clientes en forma de datos, que se convierten en productos finales mediante la impresión 3D.


Estas iniciativas son respuestas a las limitaciones que el covid-19 ha impuesto a la producción de mercancías dentro de las CGV. Ante este panorama, las empresas deben considerar, al momento de tomar una decisión, tanto las iniciativas antes señaladas como el tamaño de su mercado, el costo de la mano de obra, la calidad de la infraestructura, la política comercial y de inversión, la estabilidad política y social en posibles lugares de inversión, así como los rendimientos a obtener.


*@zerpasad






Contenido Relacionado