Inicio

Opinión



Así lo creo…

DISCIPLINA Y PERSEVERANCIA por Jesús Alberto Barrios R

Diario Frontera, Frontera Digital,  JESÚS ALBERTO BARRIOS, Opinión, ,DISCIPLINA Y  PERSEVERANCIA por Jesús Alberto Barrios R
JESÚS ALBERTO BARRIOS



La disciplina y perseverancia es fundamental ante las distorsiones económicas y controles políticos que han generado un clima de inestabilidad total. Las cifras del despilfarro, la corrupción y la politiquería comunistoide, nos transportan con un acelerado recorrido hacia el abismo. De allí el momento de actuar y tratar que el país despierte para hacerlo dinámico y participativo, claro, entender que el país somos todos. No es fácil, padecemos una crisis moral y política compleja, crece cada día, tiene efecto de estancamiento y es natural. ¿Cuántos venezolanos aguantan la inseguridad alimentaria? Naciones Unidas estimó que son más de 9.3 millones los venezolanos necesitados de ayuda humanitaria inmediata, entonces ¿Dónde estamos parados? El régimen miente a la opinión pública, nadie le cree, pero insiste en la táctica del engaño, por ello censura a los medios y juega a la polarización. En consecuencia, la confrontación la mantiene como alimento político y táctica dilatoria. Entonces, la Unidad Democrática debe mantener la disciplina y la perseverancia como deber y obligación para salir del régimen dictatorial. Se trata de jugar bien con los tiempos, guardar el equilibrio, la ponderación y no dejarnos llevar por las emociones porque nos desviamos. Ahora el régimen se propuso desmantelar la Asamblea Nacional, reducirla, situación que intensificó la crisis política y prendió aún más las alarmas de la comunidad internacional. El mundo democrático entiende que el parlamento es la esencia de la democracia. Claro, el régimen siembra el terror, juega al miedo y agrede a la Asamblea Nacional, mientras, los diputados demócratas mantienen la disciplina y la perseverancia. Pero los comunistas insisten en la exaltación a través del discurso y la confrontación para propagar consternación como maniobra política para el control total. Uno de los síntomas que se derivan de ese atropello es generar desesperanza y desmovilización. Menos mal, las democracias del mundo buscan una forma de conseguirle al pueblo venezolano una salida victoriosa. Por ello, es fundamental evitar el uso del lenguaje de desaliento y desesperanza, siempre mantener la disciplina y la perseverancia.


jesusalbertob@hotmail.com


Instagran: @jesusalberto


twitter: @jesus_alberto








Contenido Relacionado