Inicio

Farándula



Lo que no se vio en la final de «MasterChef»: los insultos de Saray a Jordi Cruz

Diario Frontera, Frontera Digital,  MasterChef, Farándula, ,Lo que no se vio en la final de «MasterChef»: 
los insultos de Saray a Jordi Cruz
MasterChef


Hace ya casi una semana que ha terminado la última edición de «MasterChef», pero ya no se habla de Ana, su ganadora. Tampoco de las peleas de gallos y gallitos y ni siquiera de los besos de la pareja que surgió en el talent culinario. La responsable es Saray, la polémica concursante que se despidió del programa con una «perdiz moribunda» y que, a pesar de no haber aparecido prácticamente durante la final, ha terminado por acaparar toda la atención.

Primero por las acusaciones de haber boicoteado y filtrado quién se proclamaría ganador del programa semanas antes de que sucediera, pero también por revelar sus rifirrafes con el jurado, al que no perdona.

Saray ha concedido una entrevista al programa de radio Xtra Morning en la que reconoce el motivo de su escasa presencia en el último programa de «MasterChef». «Vi que habían manchado mi imagen muchísimo y les dije a la productora que de alguna manera se retractase. Me dijeron que iba a hablar con los jueces e hicimos supuestamente las paces, pero eso no se emitió», cuenta la concursante de Córdoba.

Según cuenta Saray, Jordi Cruz habría destapado la caja de pandora al valorar a Ana Iglesias, que terminó ganando el concurso. En su juicio no dudó en comparar la progresión de la madrileña con la mala actitud de la polémica concursante, a la que «tiraban por "Tú qué quieres, payaso, qué quieres conmigo". Se me fue la pinza».

Al final, la concursante de «MasterChef» decidió contenerse y se subió al palco. «Desde la grada le empecé a decir cosas a Jordi y me piré. No iba a permitir que se me diese caña también en el último programa. A mí no me tienes que tirar por tierra, enano, playmóbil», dice, todavía con rencor.

La cordobesa no duda en señalar también a la productora, Shine Iberia, a la que acusa de coaccionar al resto de sus compañeros para que no le hablen: «Mantengo contacto con algunos compañeros, aunque desde la productora del programa se le ha prohibido a los concursantes que me hablen, han ido llamando a uno por uno para que no me hablen ni me etiqueten en fotos. Me han vetado totalmente».

También asegura que el programa «censuró» su ataque de ansiedad el último día que participó entre fogones, motivo por el cual presentó un plato que ya está, como mínimo, a la altura del «león come gamba». «Me volví loca (...) El día de la perdiz tuve una discusión muy fuerte con Teresa, me dio un ataque de ansiedad que eso no se emitió. Me quité el delantal y dije me a tomar por saco Masterchef, me piro de aquí, pero me hicieron entrar porque tenía contrato», asegura, consciente de que, con esa perdiz, «me iba seguro, fue como un suicidio televisivo».

ABC





Contenido Relacionado