Inicio

Regionales



Rostros de mi Pueblo en tiempos de cuarentena

Mendoza: “En Mérida estamos luchando por la salud de todos”

Diario Frontera, Frontera Digital,  Rostros de mi Pueblo, CUARENTENA, Regionales, ,Mendoza: “En Mérida estamos luchando por la salud de todos”
ROSTROS DE MI PUEBLO EN CUARENTENA


*** Desde el inicio de la cuarentena social, colectiva y voluntaria en Venezuela para evitar la propagación del Covid-19, médicos, enfermeros y personal sanitario han sido los aliados perfectos en la lucha contra la pandemia ***

La respuesta de primera línea contra el coronavirus está en los héroes y heroínas de bata blanca, quienes han asumido con responsabilidad, ética profesional y servicio social, salvar vidas. Un digno ejemplo de compromiso, dedicación, estudio y motivación lo representa Maryalejandra Mendoza de Sifontes, médico especialista en Neumonología (egresada de Pre y Postgrado de la ULA), destacada profesional, con excelente calidad humana, solidaria y protagonista en la búsqueda constante de bienestar y felicidad en su entorno.


La galena cumple funciones académicas como profesora de la Facultad de Medicina en la ilustre Universidad de los Andes (ULA) en la ciudad de Mérida. Asimismo, combina sus actividades laborales con su rol familiar como madre, esposa, hija y hermana.


La familia y el compromiso


Se caracteriza por ser muy familiar, comparte a diario con sus seres queridos el ímpetu por el servicio social, ellos son el motivo para continuar luchando en tiempos de cuarentena.


La doctora Mendoza recordó que al inicio de la pandemia lo primero que le vino a la mente fue la letra de una canción cristiana: “Para esta hora he llegado, para este tiempo creí”, y no fue un pensamiento de heroísmo, sino la certeza de que todo cuánto había estudiado y las experiencias a lo largo de tantos años, habrían de ser muy útiles para enfrentarse a lo que estaba por venir.


“En casa honestamente, no dicen mucho, en los corazones de mis hijos y mi esposo está la certeza de que a mamá le apasiona y le hace feliz ser médico (pese a todas sus quejas) y creo que saben que no daré menos de lo que hasta ahora he dado en el momento que más me necesitan, veo a veces su temor, que la sonrisa compensa”, contó en exclusiva para el portal web Notiandes24.


Señaló que cada mañana se encomienda al creador pidiendo salud y bienestar para su entorno más cercano. “En mi núcleo familiar más amplio todos me ruegan encarecidamente que me cuide, ninguno me dice: ¡no vayas!, porque me conocen y saben cómo amo lo que hago, y todos ellos hacen lo que espero de ellos, oran sin cesar por mí, para que Dios me ayude, me guíe y me proteja”, dijo.


Precisó que en casa cumplen con los protocolos sanitarios para evitar la propagación del coronavirus, por ser un asunto muy serio en el que todos somos corresponsables con la salud.


“Cuido a mi familia, primero cuidándome yo, ninguno de ellos en pandemia sale de casa, y todos estamos conscientes que soy la fuente de contagio de la casa, por lo que al salir tomo todas las previsiones posibles, en el hospital o en la clínica uso los equipos de protección necesarios para los distintos tipos de exposición, por muy doloroso que sea, al llegar de un largo día de trabajo mis hijos no me besan hasta que me bañe, por mucha hambre que tenga voy directo a la ducha, intentado hacer lo correcto por mi hogar”, detalló.  


 


Servicio Social


La especialista en Neumonología asiste puntualmente a sus labores en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de los Andes (IAHULA) en el municipio Libertador del estado Mérida. Como coordinadora de Postgrado dirige las actuaciones de su equipo de residentes, a quienes reconoce por su labor generosa y abnegada por su hospital, velando porque tengan lo necesario para trabajar, también para que su formación como futuros especialistas no se vea menguada por la crisis.


“En Mérida estamos luchando por la salud de todos. Como médico neumonólogo los días que me corresponde guardia me dedico a la atención de los pacientes hospitalizados a cargo de mi servicio y las consultas externas con carácter de prioridad, dirigiendo los procedimientos necesarios para lograr una evolución clínica favorable”, comentó.


La galena con una efusiva sonrisa y un tono de amabilidad insta a cumplir con las medidas sanitarias cuidando en todo momento a los pacientes y al personal sanitario que asiste al área asistencial.


“En pandemia tengo un nuevo rol en los comités de gestión hospitalaria para la atención de pacientes con Covid-19, que me ha permitido como nunca antes interactuar con otros servicios y comprender que los médicos que aún seguimos aquí tenemos la misma excusa, amamos lo que hacemos y tenemos un alto nivel de compromiso, de resto no existe ninguna otra explicación”, puntualizó.   


Relación entre médico y paciente


La doctora Mendoza exterioriza que entre médico y paciente pasan muchas cosas, pero principalmente hay una gran conexión.


“Me considero para bien o para mal una persona muy empática, por lo que entre mis pacientes y yo se establece un vínculo, en ocasiones muy corto y muchas veces de años. A lo largo de la vida médica he descubierto que no hay dolor que no se alivie, aunque sea instantáneamente, con una sonrisa amable, que no hay angustia que por un momento no se apacigüe con una palabra suave, que una mano en el hombro disminuye la disnea y que ser escuchado sana. Sin que eso exima que exista una actuación médica pronta y asertiva, que pase como lo enseño a los estudiantes de medicina por una completa historia clínica y examen físico que oriente un diagnóstico, y la consecución de estudios que permitan brindar salud”, expresó.


Limitantes


Mendoza fue enfática al señalar que en el cumplimiento de su deber son muchísimas las limitantes a las que ha sido expuesta, y en la Pandemia de Covid-19 se ha puesto en evidencia que son más de las que vislumbramos en un Sistema de Salud tan precario como el venezolano.


“Hacen falta medicamentos, insumos médicos, equipos de protección personal, estudios de imagen, pruebas de laboratorio, ventiladores, y pare de contar. Desde el plano personal falta combustible, salarios justos, servicios públicos básicos que hagan más agradable y fácil la labor médica”, acentuó.


Cambiar de actitud


La académica manifestó que después de la pandemia seremos otros, con un sentido más amplio para ver la realidad y ser mejores ciudadanos, mejores seres humanos.


“La actual situación nos deja a lo interno la esperanza de cambio, si como nación no hemos podido cambiar por las buenas nos tocó a la mala. Cambiar la actitud hacia la salud y el cuidado propio, no sólo Venezuela sino en el mundo se prioriza cualquier cosa sobre el estado de salud, el trabajo, los bienes, los placeres y lo que imaginemos cobra más relevancia que estar sanos y sentirnos sanos”, subrayó.


En su intervención, cuestionó que no es posible que tenga prioridad un espectáculo artístico o deportivo que un brote epidémico en cualquier parte, el dinero y el poder se dirige lejos de los focos de enfermedad, y la pandemia Covid-19 ha demostrado que sin salud la vida como la conocemos no es posible.


“Esta terrible pandemia debe hacer reflexionar a ricos y pobres, letrados e incultos, religiosos y ateos, que debemos luchar por el bienestar común, que el mundo no es tan grande ni tan aislado como pensamos, que lo que afecta a mi vecino algún momento también me puede afectar a mí”, reflexionó.


Otra forma de ver la vida


Considera que el coronavirus cambió la forma de ver la vida, “si en estos meses de cuarentena mis hijos han cambiado su forma de ver la vida, han aprendido a valorar lo que tenían por sentado, no dudo que lo propio ha pasado en los adultos”, agregó.


“Crean que el coronavirus existe, aún mucha gente se cuestiona si esto es un invento chino para manipular el mundo, si es real, y creo que para mucho de ellos hasta que no toque la fibra personal o familiar no cambiarán de opinión, pero tal vez allí será demasiado tarde, no esperen saber en primera persona que el Covid-19 es una causa de enfermedad para tomar previsiones”, recalcó.  


Por último, la galena invitó a la colectividad merideña a cumplir con las medidas sanitarias para evitar la proliferación del virus.


“Son múltiples las campañas con estrategias de prevención y aunque suene trillado, usa mascarilla, lávate las manos, mantén la distancia social y de ser posible quédate en casa”, concluyó.


Fuente: Glevys Rafael Suescun / CNP: 18.726


Fotos: MM / Notiandes24






Contenido Relacionado