Inicio

Opinión



Amigos

El encuentro bohemio por Jim Morantes

Diario Frontera, Frontera Digital,  JIM MORANTES, Opinión, ,El encuentro bohemio por Jim  Morantes
JIM MORANTES



Hoy me remonto a 1995, año de contacto social, aprendizaje audiovisual, perfeccionamiento técnico y fogueo en la actividad política, en esa época decidí complementar el ámbito comercial de mi emprendimiento audiovisual con la agenda política regional, razón por la cual en este relato, obviare mi incursión partidista en la estructura de cuadros y simplemente me referiré a ciertos tópicos que son necesarios para la descripción por ser vinculante en el efecto narrativo que nos ocupa.


Mi vocación y pasión, me llevó a poner mis equipos y mano de obra al servicio del activismo político de manera gratuita, es decir, en lugar de percibir recursos por tal labor, lo que hacía era invertir tiempo, dinero y una voluntad voraz de incursionar en nuevos escenarios y por supuesto el sueño de querer mejorar la ciudad e impulsar el estado como una potencia nacional.


Entre tantas visitas y asambleas ciudadanas, fui invitado a una reunión del comando de campaña de Rigoberto Colmenares, quien era candidato a Alcalde por Acción Democrática; si no me equivoco y la memoria no me traiciona en cuanto a la delimitación cronológica del evento, ese encuentro tuvo lugar a finales del mes de Julio de 1995, un día martes a las 5:30pm en el sexto u octavo piso de la Torre Los Andes, ubicada  en la zona norte del casco central de la ciudad de Mérida, allí sucedió lo habitual en este tipo de escenarios, siempre ocurre lo mismo, la reunión no comenzó a tiempo.


Llegue al sitio señalado a las 5:15pm al tomar el ascensor para subir  a la actividad  de activismo político municipal, me percaté de un olor a esencia fuerte, algo poco común en mi ambiente y al levantar la mirada, observe a 3 hombres bohemios, en la edad de oro, ni jóvenes ni viejos, es decir, una década después del  intermedio en el que hoy me encuentro, el primero era uno alto gordo de bigotes grandes, chaqueta negra, zapatos de cuero negros pulidos con cordones y bufanda tejida artesanalmente, el que le seguía era robusto, un poco más bajo de estatura profunda entrada de calvicie y una larga cola de caballo que hacia juego con sus bigotes de color castaño, camisa de seda marrón estampada por fuera a objeto de disimular la barriga y sandalias de cuero entretejida color marrón para dar paso al cineasta de pelo blanco, zapatos de gomas, blue jeans y claqueta jeans con bufanda de seda vino tinto y lentes ray ban colgados alrededor de su cuello.


 


 Dije buenas tardes y me respondieron en coro, el alto gordo me preguntó en qué piso es la oficina de Rigoberto, les indique que si iban a la reunión que yo me dirigía al mismo lugar, ahí rápidamente entablamos conversación y de la nada salió a reducir que tenía una mini productora de TV, ellos se presentaron como el equipo creativo de Williams Dávila y yo también estaba en el comando juvenil de campaña con Williams en la parte audiovisual, así nació una gran amistad de profunda hermandad y aventuras sin cesar.


Muchos se preguntarán quienes son los personajes en mención, el primero de ellos es Carlos Danez, poeta, escritor, actor y director de teatro, el segundo, es el gran Luis Cornejo, excelente cocinero, visionario, productor de cine y TV, esposo de la Toña Giusti (Restaurant el Paladar y Puerto Libre en el CC Las Tapias) y el tercero, era el cineasta creativo, bailarín, polifacético  y poliglota Nelson Arrietti, ese fue el preámbulo de una larga amistad y extraordinarias aventuras sin cesar con algunos bohemios de la ciudad.


Para culminar el cuento de la reunión, a medida que transcurrían los minutos se incorporaban más asistentes, como a las 6:15pm llegó Rigoberto y a eso de 6:45pm, arrancó la tertulia, en nuestro caso nos presentamos e indicamos que ayudábamos  a Williams Dávila en la parte audiovisual y nos poníamos a su orden para apoyar cualquier actividad en la ciudad, la reunión duró hasta las 8:30pm, muchos se quedaron hablando, sin embargo, nosotros nos dirigimos a conquistar horizontes del quehacer televisivo.  


 Espera la próxima parte de amigos y sígueme en Twitter  @JIMMORANTES


 






Contenido Relacionado