Inicio

Opinión



Desde mi parroquia

Comisión Arquidiocesana para la Beatificación por padre Edduar Molina Escalona

Diario Frontera, Frontera Digital,  PADRE EDDUAR MOLINA ESCALONA, Opinión, ,Comisión Arquidiocesana para la Beatificación por padre Edduar Molina Escalona
Comisión Arquidiocesana para la Beatificación por padre Edduar Molina Escalona


El 19 de junio de 2020 una gran noticia desbordaba de alegría nuestra Patria, la Congregación para la Causa de los Santos promulgaba  el decreto con la autorización del Papa Francisco para la Beatificación del Venerable Dr. José Gregorio Hernández, gracias al impulso y trabajo de nuestro Arzobispo Metropolitano, Cardenal Baltazar Porras. Han sido 71 años desde que el proceso de beatificación y canonización del Médico de los Pobres fue iniciado por Mons. Lucas Guillermo Castillo, entonces Arzobispo de Caracas en 1949.


Bajo el lema “haz el bien”, se inició en Venezuela la preparación del gran acontecimiento de fe, tan esperado por nuestro pueblo, la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández. De este modo nuestra Iglesia  centra la atención en el “médico de los pobres” que “pasó por el mundo haciendo el bien”, con una auténtica vocación de servicio, compromiso y entrega por todos. Verdadero modelo del nuevo país que todos queremos construir.

Es por ello que el pasado domingo 09 de agosto de 2020, nuestro Cardenal Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de Caracas, desde la Catedral Basílica Menor, presidió la Misa de Envío de la Comisión de la Arquidiócesis de Mérida para la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández Cisneros, continuando de este modo la iniciativa aprobada en la CXIV Asamblea Ordinaria Plenaria del Episcopado Venezolano, el pasado mes de Julio, en la que se aprobó conformar comisiones en cada una de las Arquidiócesis, diócesis y Vicariatos Apostólicos del país, como camino de preparación misional para la próxima beatificación del doctor José Gregorio Hernández, quien se convertirá en el cuarto Beato venezolano y el primero en ser laico.


La Comisión merideña está presidida por nuestro Obispo Auxiliar Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz, junto con el Pbro. Alexander Rivera Vielma, Delegado Diocesano y Vicario General de la Arquidiócesis; Pbro. Edduar Molina, Vicario de Pastoral; Pbro. Ricardo Vielma, secretario; Pbro. Publio Díaz, Sacerdotes delegados de cada una de las zonas pastorales de la Arquidiócesis, Hna. Gleudys Lara, por la Vida Consagrada; Dra. Ana Hilda Duque, Directora del Archivo y Museo Arquidiocesano; Dr. Virgilio. Castillo y Dr. Pedro Fernández, representantes de la Universidad de los Andes y el gremio médico. Todos bajo la dirección de nuestro Arzobispo.

Todo un reto y un gran honor dar a conocer la fecunda vida del médico Beato y su vigencia en un país que requiere que todos saquemos un poco “el José Gregorio que llevamos dentro”, en medio de la tragedia que vive la nación y la amenaza mundial de la pandemia, estamos llamados a la solidaridad, la compasión y el valor de la excelencia en contraposición a la creciente cultura de la mediocridad, indiferencia y deshumanización en todos los órdenes.

Tal como nos lo explicó el Sr. Cardenal Baltazar Porras, la Comisión Arquidiocesana seguirá la misma estructura de la Comisión Nacional para la Beatificación del doctor Hernández y los objetivos de las actividades a realizar, entre ellas se destaca la Jornada Nacional para niños y adolescentes, en alianza con otras instituciones eclesiales, que tiene como objetivo incentivar el conocimiento de llamado “médico de los pobres” entre los más jóvenes; así como también la Jornada Nacional de Encuentros “Venezuela camina con José Gregorio Hernández” en academias, universidades y gremios en la que se quiere desarrollar foros, conversatorios, charlas, talleres y clases magistrales; la convocatoria para expresiones creativas en homenaje a Hernández, aunado a las iniciativas propias de nuestra Comisión Arquidiocesana como la actividad misionera en cada familia, las exposiciones en nuestro Museo Arquidiocesano, la reflexión y aporte de nuestra Universidad de los Andes, las propuestas de catequesis y de las Obras Misionales Pontificias, entre otras tantas que se irán dando a conocer oportunamente.

Que este signo de esperanza y alegría para nuestro pueblo nos ayude a buscar trabajar juntos en uno solo equipo por nuestra Venezuela, a ejemplo del Dr. Hernández, que aun cuando pudo quedarse instalado en la comodidad de la Europa que prometía muchas oportunidades a su alto nivel de profesionalismo, decidió regresar a su Patria para sanar las miserias de su pueblo con el bálsamo de su inagotable caridad, con su testimonio de “Iglesia en salida”, tal como lo escribe de él su biógrafo y amante sobrino , el Dr. Temístocles Carvallo, al referirse a su retrato que ha llegado hasta nosotros, donde aparece de pie, al enviarlo desde Nueva York le explica a su hermano “No te mando un retrato sentado, porque yo no salgo bien en esa posición; será que siempre estoy caminando”.

Hoy el Dr. José Gregorio Hernández Cisneros sigue caminando junto a su pueblo que sufre y está enfermo, hoy nos invita a caminar con él para encontrarnos como hermanos y a pesar de nuestras diferencias pensar hacer realidad juntos una Venezuela donde reine la paz, la justicia y el amor.





Contenido Relacionado