Inicio

Opinión



Indonesia y la economía creativa por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,Indonesia y la economía creativa por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


El desarrollo económico de un país no puede circunscribirse única y exclusivamente a la explotación y exportación de una materia prima, a la elaboración de bienes intensivos en ese factor productivo o a la construcción de un tejido industrial alrededor de ese rubro. Este puede venir de la mano del impulso a sectores de la economía, como los servicios o la industria cultural, donde la activa participación de la sociedad es la principal garantía de generación de valor agregado.


En este orden, Indonesia, como la mayor economía de Asia Sudoriental y uno de los países más diversos del mundo en materia de diversidad tanto biológica como cultural, está potenciando su modelo de desarrollo económico con la incorporación y el impulso a los sectores propios de la industria cultural, una experiencia que debe ser tomada en cuenta por otros países del mundo. Teniendo en cuenta que la economía creativa es un sector clave para el desarrollo de la industria cultura, el país cuenta con Badan Ekonomi Kreatif (BEKRAF), la agencia gubernamental responsable de la economía creativa, encargada de elaborar y coordinar todas las políticas necesarias para aprovechar el amplio potencial de este sector de la economía.


El objetivo principal de la BEKRAF es establecer un ecosistema que permita a las empresas creativas de Indonesia aumentar su productividad y prosperar. Entre sus funciones, la agencia abarca seis áreas: 1) investigación, desarrollo y educación; 2) acceso al capital; 3) infraestructura, comercialización y facilitación; 4) regulación de los derechos de propiedad intelectual; 5) relaciones intergubernamentales; y 6) relaciones interregionales. Y tiene la responsabilidad de realizar un trabajo coordinado con los otros organismos gubernamentales responsables de diseñar e implementar políticas económicas. De esta manera, la agencia busca crear condiciones que permitan a la economía creativa convertirse en un pilar del crecimiento económico de Indonesia.


En este sentido, considera como sectores claves de la economía creativa: a) el desarrollo de aplicaciones y juegos; b) la arquitectura; c) el diseño de interiores; d) la moda; e) el diseño de productos; f) el diseño de comunicación visual; g) el cine, la animación y los vídeos; h) la fotografía; i) las artesanías; j) las artes culinarias; k) la música; l) el sector editorial; m) el sector publicitario; n) las artes escénicas; o) las bellas artes; y p) la televisión y la radio. Sectores que juntos aportaron, en 2017, más del 7% del producto interno bruto del país, y brindaron un puesto de trabajo para cerca de 16 millones de personas.


Entre las principales dificultades que aún enfrenta la economía creativa en Indonesia está el amplio número de pequeñas y medianas empresas que siguen comercializando sus productos solo a escala local; el desconocimiento que los empresarios tienen acerca de los derechos de propiedad intelectual y de cómo estos pueden añadir más valor a sus empresas; y el limitado acceso que tienen a nueva tecnología y al capital financiero necesarios para ampliar sus operaciones. De allí la prioridad que se está dando a la conformación de redes internacionales y al acercamiento con los inversionistas, como estrategia para aumentar el dinamismo y la importancia de actividades propias de la industria de la moda, la cinematografía, la música, y el desarrollo de aplicaciones y software.


De esta manera, Indonesia insiste en avanzar hacia una economía solida y creativa mediante la creación de condiciones para la participación de todos los sectores de la sociedad. Un ejemplo que otros países deben seguir, especialmente en América Latina, porque la economía creativa es una vía sostenible para lograr el progreso social y el desarrollo cultural.


@zerpasad






Contenido Relacionado