Inicio

Opinión



El ataque de los biologicistas por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI

Diario Frontera, Frontera Digital,  ALIRIO PÉREZ LO PRESTI, Opinión, ,El ataque de los biologicistas por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI
ALIRIO PÉREZ LO PRESTI



 @perezlopresti


Un día antes de presentar el concurso de oposición para ser profesor de la Universidad, mi esposa llegó con un montón de trabajos de Urie Bronfrenbrenner. Entró a la casa de manera presta y dijo sin vacilación: -“Debes hacer un último esfuerzo y aprenderte todo este material”. Con una hija recién nacida, había quedado desempleado por haberme negado a inscribirme en un partido político. Ganaba mi orgullo. Desde el día que apareció en la prensa la notificación del concurso, mantuve una rutina constante y regia. Me levantaba con el amanecer, a las seis, desayunaba y estudiaba desde las ocho de la mañana hasta las ocho de la noche. Eran doce horas de estudio continuo, en las que no reposaba. A las ocho cenaba ligero y me acostaba a las diez de la noche. Durante ese tiempo no salí ni una vez de la casa y el esfuerzo intelectual que hice lo consideraría como una gran hazaña si no fuese porque mientras yo estudiaba, mi mujer tenía el brío inmenso de seleccionar cuáles textos debía leer para el concurso. Agarró una conjuntivitis que casi pierde la vista de tanto escarbar en estantes de bibliotecas que tenían el desorden de los naufragios y de las causas perdidas.


El concurso y los sistemas: Habíamos quedado en que el día antes no iba a estudiar, pero de los contenidos de dos programas, el tema de la teoría ecológica de Urie Bronfrenbrenner era el único que me faltaba. Resulta que, para cubrir dos cátedras, el concurso salió con doble contenido programático, de manera que estaba estudiando para dos materias. Con la disciplina que llevaba no era posible que quedase un solo tema por estudiar, así que me tatué en el cerebro cada palabra del psicólogo ruso. Esta teoría trata sobre los sistemas, asunto que tiene una deriva muy interesante, dado que la idea de que existe una unidad en la totalidad es un concepto que antecede en más de quinientos años al nacimiento de Jesucristo. La idea de que “todo tiene que ver con todo” ha sido manoseada por la filosofía y por la física y obviamente tiene prestigiosos representantes en la psicoterapia, la psicología y la psiquiatría.


Pues resulta que en justa y buena lid veinte profesionales nos inscribimos en el concurso de psicología, de los cuales yo era el único psiquiatra. Por sorteo, se sacaba un papelito de la totalidad del temario y se comenzaba por dar un examen oral con público abultado. En tono de chanza, una de las concursantes preguntó quién se sacrificaba para presentar de primero y ni corto ni perezoso saqué el papelito para enfrentar al jurado. El tema no podía ser más sorprendente:


-“Desarrolle el contenido de la teoría de los sistemas elaborada por Urie Bronfrenbrenner”.






Contenido Relacionado