Inicio

Opinión



Así lo creo…

LA TAREA ES NUESTRA por Jesús Alberto Barrios R

Diario Frontera, Frontera Digital,  Jesús Alberto Barrios R, Opinión, ,LA TAREA ES NUESTRA por Jesús Alberto Barrios R
Jesús Alberto Barrios R



Somos optimistas al creer que Trump va a enviar sus marines para salvarnos, y que la ONU y su comisionado de Derechos Humanos han planteado, como en efecto lo han hecho ante el mundo la inmediata preparación de las condiciones para unas elecciones libres y justas, tenemos fe. Su posición política ha ayudado y va a ayudar mucho, pero, LA TAREA EN LA CALLE ES NUESTRA. Por ello, hay que hacer más visible la tragedia de Venezuela, la persecución, la tortura política y el grave y masivo deterioro humanitario. Que el mundo y la propia ONU entiendan que esas no son acusaciones de grupos radicales carentes de objetividad, sino que aquí hay dictadura de muerte y no un socialismo cualquiera. Por la forma en que se dan las cosas, los encuentros y las evidencias esperamos que el cambio de rumbo contribuya a sumar esfuerzos y acelerar la presión para la salida del usurpador. Se propone en consecuencia, un gobierno unitario de transición con la tarea muy precisa de cambiar el modelo de confrontación política, y preparar las elecciones democráticas con un nuevo CNE. Todo ello, exige de la democracia por venir un propósito superior, claro y unitario respetando la pluralidad de sus identidades y tareas específicas para gobernar bien. El régimen comunista es insostenible, la tragedia humanitaria es tan difícil que nadie se siente confiado en el país por su ingobernabilidad. En tiempos difíciles se requieren soluciones rápidas la realidad es inobjetable, el compromiso del político con coherencia, el decir y el hacer bien las cosas es fundamental. Toca profundizar el momento actual, con actitud amplia y sin perjuicios para apelar a ese don de la integración y la paz. Se debe desplazar la mirada a los sectores populares, pueblos, comunidades, para el bien colectivo.  Puedes ver un valle lleno de problemas, calamidades, hambre, miseria, y persecución, donde en todos lados aparecen los estragos de la hambruna, la maquinaria policial y un país gimiendo a causa de las privaciones. Por ello, todo lo expuesto en estas palabras exige de la dirigencia política venezolana un propósito superior, claro, contundente y unitario respetando la gran pluralidad de sus identidades, posiciones y tareas específicas importantes, para mantener el rumbo. Si decimos que el régimen es insostenible por cuanto Maduro y su gente no controla ni su propio equipo, significa que la procesión anda por dentro. Además, los rusos y los propios chinos sienten la fatiga del régimen, saben que el país es ingobernable. Tampoco tienen un discurso serio y responsable, existe una incultura política rodeada de pragmatismo que a nadie le interesa, ni a la propia Cuba. La asistencia de su gente es más esporádica cada día, el partido está descompuesto, algunos están deprimidos y enfadados. La realidad es inobjetable, el compromiso con la coherencia, el decir y el hacer no se cumple. La falta de malicia se desplaza a los sectores populares, donde se puede ver un valle lleno de calamidades y de ingenuidad.        


Correo: jesusalbertob@hotmail.com 


Twitter: @JesusAlbertoB






Contenido Relacionado