Inicio

Regionales



Proyecto Saman llega a 25 parroquias eclesiales de Mérida

Diario Frontera, Frontera Digital,  CÁRITAS MÉRIDA, Regionales, ,Proyecto Saman llega a 25 parroquias eclesiales de Mérida
CÁRITAS MÉRIDA



Cáritas Arquidiocesana de Mérida, a través de sus Cáritas Parroquiales, ha puesto en marcha el proyecto SAMAN (Sistema de Alerta, Monitoreo y Atención en Nutrición y Salud) en 25 parroquias eclesiales del estado Mérida, logrando atender a un promedio de 500 niños, mensualmente. 




Este programa, propuesto por Cáritas de Venezuela, busca evitar y/o mitigar las consecuencias de la desnutrición aguda en niños menores de 5 años, embarazadas y lactantes, mediante el monitoreo semanal de medidas antropométricas, y el acompañamiento con vitaminas y micronutrientes. En este sentido, más del 30% de las parroquias eclesiales de la arquidiócesis de Mérida cuenta con un vivero activo, incluyendo Pueblos del Sur y Páramo Andino.




Durante el mes de octubre y con todas la medidas de prevención para la COVID-19, se instauraron cuatro nuevo viveros del proyecto: parroquia San Juan Apóstol, en Santa Juana; Nuestra Señora de Coromoto, en La Carabobo; San Miguel Febres Cordero, en Ejido; y Nuestra Señora de La Asunción, en La Pedregosa. Estos viveros se unen a los ya existentes en las siguientes Cáritas Parroquiales: Santa Bárbara; Nuestra Señora del Rosario, en Los Próceres; Nuestra Señora de la Milagrosa, en Santa Anita; Inmaculado Corazón de María, en Los Curos; San Pablo VI, en Zumba; San Francisco de Asís, en El Arenal; Santuario San Buenaventura, en Ejido; San Antonio de Padua, en Chiguará; San Antonio de Padua, en Tabay; Inmaculada Concepción, en Mucurubá; Basílica Menor Santa Lucía, en Timotes; San Rafael Arcángel, en San Rafael de Mucuchíes; Santuario Inmaculada Concepción, en La Azulita; Nuestra Señora del Carmen, en Montalbán; Jesús de la Misericordia, en el Molino; Santo Domingo de Guzmán, en Santo Domingo; Santa Lucía, en Mucuchíes; Nuestra Señora de Las Mercedes, en Zea; Nuestra Señora de Belén, en el centro de ciudad de Mérida y San José Obrero, en la avenida 16 de septiembre.




Cada Cáritas Parroquial cuenta con un equipo de salud, constituido por médicos, enfermeros y nutricionistas, acompañados de voluntarios capacitados para atender el programa, de acuerdo a los parámetros establecidos por UNICEF. 




A la luz del evangelio y la doctrina social de la iglesia Católica, Cáritas Mérida apuesta al crecimiento físico e intelectual de los niños y a la salud materno-infantil, por lo que acompaña a los viveros activos y se mantiene trabajando en el establecimiento de otros. Departamento de Comunicación de Cáritas Mérida.- Sariana Toro, pasante Unica 









Contenido Relacionado