Inicio

Opinión



Los malos acechando por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI

Diario Frontera, Frontera Digital,  ALIRIO PÉREZ LO PRESTI, Opinión, ,Los malos acechando por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI
Alirio Pérez Lo Presti



@perezlopresti


Lo carencial no sólo es consustancia al mundo intelectual, sino que la carencia intelectual está imbricada con la privación moral, por consiguiente, a la carencia afectiva. Una cosa lleva a la otra. Lo intelectual a lo ético y lo ético al amor. De esta forma, así como la ignorancia es la peor de las formas del mal, la sabiduría es la más grande y elevada forma de amor. El amor atinente al hombre sabio es ajeno a la vanidad y no necesita del encadenamiento del otro para poder disfrutar del deleite amatorio.


El amor del sabio es un amor liberador, libre de ataduras y por consiguiente elevado. Porque no ama quien no concientiza el acto de amar, y este nivel de conciencia sólo puede estar unido a la sabiduría como gran eslabón para acceder a la felicidad. Son muchas las carencias de los pobres seres que habitamos este mundo y muchos los males que se generan en ella. La lucha contra la ignorancia es un camino potencial para llegar a ser bueno. 


Cada cambio civilizatorio puede ser potencialmente la puerta de entrada a cosas buenas. Cerrarse a esta dimensión es no darle cabida a la idea de que las circunstancias inexorablemente cambian. Las maneras a través de las cuales los individuos se expresan alcanzan su máximo nivel de materialización en los sistemas democráticos, en los que se pueden dirimir las diferencias con votos y no con balas. De ahí que quienes apuestan por las cosas negativas de lo humano desprecian las democracias, las cuales siempre están en peligro.


A través del voto, que es un acto noble y bueno, multitudes eligen al nuevo presidente de Bolivia Luis Arce, en Chile grandes grupos consideran un camino razonable el modificar el texto constitucional y en los Estados Unidos, ya obstinados por el exceso de politización de la vida cotidiana y en grave riesgo de generar una polarización que confronte a los ciudadanos, el estilo estrambótico del presidente Trump sale del juego a través del voto. Tres espacios para la participación ciudadana que son representación de la misma dimensión en tres lugares diferentes, con gente que sueña con un mejor porvenir.


¿Y si las cosas no se dan como queremos? Entonces sería algo que con mucha frecuencia ocurre, lo que no podemos es sobredimensionar algo que no está ocurriendo. La expectativa es que con expresiones pacíficas como votar, se logren avances y se resuelvan las cosas en paz. Buen invento y legado nos dejaron los griegos con eso del voto. Sería una mengua no saberlo aprovechar.






Contenido Relacionado