Inicio

Opinión



La Universidad Siempre

Stefan Zweig, el gran novelista y escritor por Carlos Guillermo Cárdenas D.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Carlos Guillermo Cárdenas D., Opinión, ,Stefan Zweig, el gran novelista y escritor por Carlos Guillermo Cárdenas D.
Carlos Guillermo Cárdenas



En estos días de medio confinamiento medio atención a la consulta médica, el tropiezo con libros que están en los anaqueles no es pura casualidad. Hay tiempo para la lectura y para la reflexión. Tiempo para la ubicación que el ser humano ha anhelado siempre el puesto de privilegio de dejar  que la vida continúe el camino natural, sin presión de tiempo ni velocidad de circunstancias.


Así encontramos a esa figura del mundo de las letras que vivió a finales del s. XIX y mitad del s. XX (1881-1942). Biógrafo y novelista austriaco con raíces judías, Stefan Zweig. En su tiempo, fue considerado “el autor más traducido del mundo”. Con traducciones al inglés, alemán, francés, italiano, español, portugués y japonés. Aunque sus libros fueron prohibidos por la Alemania nazi y la Italia de Mussolini, expresaba que mientras fueran publicados en otro idioma, para él era suficiente.


Agobiado por las limitaciones que la primera y segunda guerra mundial impuso al común y particularmente a los literatos y escritores, la biografía del gran genio Balzac (1899-1950), escrita en profundidad y extensa, tuvo que suspenderla por periodos prolongados dado que la Biblioteca de Chandilly (Francia), donde reposaban los manuscritos originales de Balzac, estaba suspendida temporalmente por la inseguridad de los conflictos bélicos. La Biografía de Balzac, que aunque fue publicada mucho después de su muerte, podría considerarse la obra maestra de Zweig, es la demostración del fervor que sentía por  Honoré de Balzac. Además de describir la fascinación por el genio francés, no ocultaba otros temas como el conflicto del escritor con el tiempo, su lucha por el reconocimiento y su frustración  con una sociedad que nunca lo consideró un verdadero literato.


Luego afirmó que “Había vivido tres vidas”. Presenció dos guerras mundiales, una revolución (Rusa), la devaluación monetaria (1929), el exilio y el hambre. Señalaría que la época de la Revolución Francesa y guerras napoleónicas no fueron muy distintas a aquellas.


Al percibir que su pensamiento lo alejaba de la realidad, tomó la decisión de inmolarse junto a su segunda esposa. En su aposento fue encontrado abrazado con ella después de ingerir un veneno ambos.


Además de la biografía de Balzac, escribió sobre Dickens, María Eduardo y María Antonieta. También el género novelesco fue de su preferencia, entre otras “Carta a una desconocida”(1922) y “Beware of Pity (1939). Su autobiografía “El mundo de ayer” (1943) fue publicada después de su muerte en Brasil.


El periodista Robert Gelber al entrevistarlo en julio de 1940, le comentó que la autobiografía que escribía “Era demasiado larga, la primera vez la escribo para darme gusto, incluyo todo lo que se me ocurre. Soy un escritor calmoso, capaz de trabajar todo el día y sentirme feliz. Así que mis primeros  borradores son muy largos. Por otra parte, soy un lector nervioso. Me impaciento cuando un autor, yo mismo incluido, divaga. Así pues, cuando leo lo que escribo, suprimo grandes fragmentos. Corto y recorto hasta que no queda ni una palabra de más, ni una frase de la que pueda prescindir”.


Ese fue el gran escritor y novelista Stefan Zweig.






Contenido Relacionado