Inicio

Opinión



Protección Solar: ¿Mito o Realidad? por Mariangeles Pérez (*)

Diario Frontera, Frontera Digital,  Mariangeles Pérez, Opinión, ,Protección Solar: ¿Mito o Realidad? por Mariangeles Pérez (*)
Mariangeles Pérez



IG: @dramariangelesperez


 

Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que cada año se producen en el mundo 132 mil casos de melanoma maligno, que es el cáncer de piel más dañino que existe, y mueren aproximadamente 66 mil personas por causa de éste y otros tipos de cáncer de piel el cual, a su vez, se asocia con lesiones oculares y envejecimiento prematuro.


 

La exposición crónica a la radiación ultravioleta se asocia directamente con la aparición de queratosis actínica, carcinoma basocelular y carcinoma escamocelular, mientras que una exposición intermitente e intensa se asocia al desarrollo de melanoma.


 

En los países tropicales, próximos al Ecuador el Índice Ultravioleta Solar puede llegar a valores considerados como exposición extrema, a diferencia de los países europeos que oscilan en una exposición moderada. Una a exposición crónica y prolongada a los Rayos UVA y UVB son responsables de la presentación de machas como lentigos, melasma y alteración del calidad de la piel que conlleva la fotoenvejecimiento a predominio de radicales libres evidenciada como una piel amarilla, marchita y áspera con el posible desarrollo de lesiones malignas.


 

Los mecanismos fisiológicos que protegen de las radiaciones solares son insuficientes para librar los efectos nocivos de las exposiciones frecuentes y agresivas al Sol. Solo un 10 por ciento de la radiación solar queda retenida por las nubes, por lo que aunque el día sea nubloso el riesgo de quemaduras persiste. A la incidencia directa de la radiación solar hay que sumarle la radiación reflejada, lo cual incrementa alrededor de 5 por ciento en la hierba, 10 por ciento de agua, 25 por ciento de arena blanca y 80 por ciento en la nieve.


Los profesionales de la Salud sugieren que, cuanto antes, se inicie la adecuada aplicación de las medidas de fotoprotección en todo el grupo familiar tales como: Evitar tomar el sol directo entre las once de la mañana y las cuatro de la tarde; emplear sombrillas, sombreros y gorras; evitar el bronceado artificial mediante luz UVA; mantenerse hidratado; y, finalmente, se recomienda el uso de protectores solares contra luz UVA UVB con FPS +50 pantallas aplicado de forma generosa en la piel expuesta al sol y repetir cada 3 a 4 horas.


No dudes a acudir a tu Médico de confianza para más consejos.


 

(*) Dra. Mariangeles Pérez. Médico Cirujano Universidad de los Andes Mérida- Venezuela






Contenido Relacionado