Inicio

Entretenimiento



Teatro César Rengifo reabrió sus puertas con función estelar de Once upon a time in Venezuela, Congo mirador

Diario Frontera, Frontera Digital,  TEATRO CÉSAR RENGIFO, Entretenimiento, ,Teatro César Rengifo reabrió sus puertas con función estelar
 de Once upon a time in Venezuela, Congo mirador
Abren el César Rengifo


El teatro César Rengifo de la Universidad de los Andes reabrió sus puertas el pasado martes 9 de febrero tras permanecer cerrado más de diez meses por la pandemia del COVID-19

En conmemoración del 125 aniversario del cine venezolano se llevó a cabo un cine foro de la película _Once upon a time in Venezuela, Congo mirador_, de Anabel Rodríguez, que ha estado presente en una larga lista de festivales internacionales de cine y que estuvo también prenominada a los premios de la Academia, como mejor documental y mejor película internacional. 


Para su reapertura todo el personal del teatro se preparó y se aseguró de que los invitados cumplieran con el distanciamiento social y contaran con las medidas de bioseguridad. La organización del evento por parte de la Dirección de Cultura de la Universidad de Los Andes también contó con el apoyo de Gran Cine, el Centro Venezolano Americano de Mérida y la Fundación para el Desarrollo y la Cultura del Estado Mérida.


El cine foro fue moderado por Jesús Rondón y participaron Anabel Rodríguez, Claudia Lepage y Jon Márquez, quienes estuvieron a cargo de la dirección, producción y la cámara de filmación del largometraje, respectivamente. Se dieron a conocer detalles muy significativos sobre la experiencia de los cinco años de rodaje de la película y de cómo se llegó a esa sintaxis narrativa tan peculiar que expresa a partir de muchas temáticas la complejidad del problema social de la Venezuela actual.



La productora de la película, Claudia Lepaje, habló sobre la experiencia de rodar una película de carácter documental con las limitaciones de la economía nacional, e ilustró la situación con una torta cuyo financiamiento debían repartir entre varios financista, para ello acudieron a apoyos de organismos de Reino Unido, Brasil, Austria y Venezuela, y así poder producir la película. 


Anabel Rodríguez y Jon Márquez recordaron las veces que estuvieron como ponentes en el teatro César Rengifo y agregaron que estaban emocionados por la reapertura del mismo. Los invitados, a pesar de que la película horas después no quedara nominada en la ronda final de los premios de la Academia, quedaron muy complacidos con la reapertura del teatro tras la función de cine y el foro. 



Once upon a time in Venezuela_ documenta la historia de cómo un poblado, llamado Congo Mirador, ubicado en el Sur del lago de Maracaibo, ha ido desapareciendo debido a la sedimentación, aunada a la crisis social, política, económica y migratoria que atraviesa el país. Esta dura realidad se expone a través de filmación del día a dia de los habitantes del pueblo.


Algunas intervenciones en el foro como la de la profesora Mayda Hochevar, directora del Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes y de Walter Trejo, de la Cátedra de La Paz, resaltaron la importancia de la situación de vulneración de los Derechos Humanos en el país que ilustra en toda su complejidad la película en cuestión. La cinta denuncia asuntos como la violencia de género, el cercenamiento del derecho a la educación, a la libertad de pensamiento y expresión, a una vida digna material y espiritualmente, todo desde una perspectiva muy íntima de la cotidianeidad de los habitantes del pueblo palafítico Congo mirador, ubicado en el yacimiento petrolífero que mayor riqueza ha dado al país durante muchas décadas, y donde paradójicamente sus habitantes padecen la pobreza extrema en medio de carencias de gas, agua potable, contaminación por derrame petrolero y la imposibilidad de las obras del dragado por parte del gobierno, que desatiende sus funciones y condena a la migración forzosa y la extinción de un pueblo, es decir a la desaparición de una forma de vida que, vista en perspectiva, también significa la destrucción de nuestro país, de la Venezuela que antes conocimos.


La película sigue proyectándose en las salas de cine nacionales y no cabe duda de que por su calidad de filmación, así como por la forma en que documenta la denuncia de la sociedad venezolana que demanda mejores líderes que atiendan su destino histórico, seguirá recorriendo un camino exitoso, de allí la gran importancia que tiene el hecho de que sus realizadores hayan compartido este foro en el seno del recinto académico ulandino.



Frida Rivera / Pasante Comunicación Social/Dirección de Cultura de la ULA.






Contenido Relacionado