Mérida, Enero Domingo 29, 2023, 11:48 am

Inicio

Opinión



¿Por qué tomar agua es beneficioso para la piel? por Mariangeles Pérez

Diario Frontera, Frontera Digital,  Mariangeles Pérez, Opinión, ,¿Por qué tomar agua es beneficioso para la piel? por Mariangeles Pérez
Mariangeles Pérez


Mucho se habla sobre la ingesta de agua, desde la cultura popular hasta las recomendaciones médicas es bien sabido que el agua es fuente de vida.

El agua es el componente principal del cuerpo. En términos generales el 60% del peso corporal de una persona está compuesto por agua, convirtiéndose así en su principal nutriente, posicionándose como elemento indispensable para las funciones fisiológicas de los órganos. El organismo no tiene capacidad para almacenar agua, de manera que ocurren perdidas de agua a través de las funciones básicas del cuerpo así, cada día, se pierden en torno a dos litros y medio de agua a través de la respiración, el sudor, la orina, y las heces. Sólo con el desequilibrio del 1% ya se hacen notables los signos de deshidratación.

En este contexto nos preguntamos ¿Qué influencia tiene tomar agua en la piel? La piel es el órgano más extenso del cuerpo, con una superficie aproximada de dos metros cuadrados. Entre las funciones principales destaca su papel como elemento protector de los tejidos y órganos vitales, constituye una barrera contra agentes patógenos evitando, de esta manera, procesos infecciosos y alérgicos. Por esta razón, cuando la cantidad de agua que ingerimos es insuficiente, la piel reduce su capacidad de protección y su calidad.

Para que la piel se mantenga correctamente hidratada, en su capa más externa llamada Estrato Córneo, debe oscilar entre un 10 y 20%, cuando hay menor cantidad que la referida, aparecerán las señales de deshidratación tales como la sequedad, aspereza, rigidez, dureza y falta de luminosidad. Cuando se tiene una ingesta adecuada de agua, se mantiene la humedad óptima de la piel ayudando a la capacidad de protección y a preservar su elasticidad, suavidad, resistencia y color así como el aumento de su capacidad de cicatrización. Al mantener un adecuado equilibrio hídrico se favorece la regeneración de las células de la piel y, por supuesto, retrasa la aparición de los temidos signos del envejecimiento como las líneas de expresión, la flacidez y la piel acartonada.

Con frecuencia se escucha frases como “No tomo agua porque no tengo sed”. No debemos esperar a tener sed para tomar agua, ya que la sensación de sed es un síntoma de alerta que activa nuestro organismo para indicarnos que el cuerpo ya está deshidratado.

El Instituto de Investigación Agua y Salud, sugiere estos cuatro (4) aspectos clave para mantener una hidratación natural, segura y de calidad en todo momento y lugar:


Primero. La Frecuencia: Unos buenos hábitos a la hora de beber agua nos llevan a tomarla en intervalos regulares. Se sugiere hidratarnos cada dos horas aproximadamente.


Segundo. La Cantidad: Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda una ingesta total de agua de entre 2 y 2,5 litros al día para las mujeres adultas y de entre 2,5 y 3 litros al día para hombre


Tercero. El Modo: Un buen hábito para tomar agua nos lleva a ingerirla despacio y en pequeños sorbos para favorecer su absorción.


Cuarto. La Calidad: Beber agua mineral natural nos garantiza el acceso en todo momento y lugar a un agua pura y sana en origen con una composición constante.


Queda claro que el agua es el motor natural de la vida, acompañado de una alimentación saludable y ejercicio físico gozaremos de un estilo de vida saludable y, por supuesto, una piel llena de luminosidad, elasticidad y vigor.


Sígueme en Instagram para más consejos de salud, @dramariangelesperez.

Agenda tu cita.






Contenido Relacionado