Mérida, Enero Lunes 30, 2023, 01:50 am

Inicio

Opinión



Al Filo de La Verdad

De oídos sordos por Giovanni Cegarra

Diario Frontera, Frontera Digital,  Giovanni Cegarra, Opinión, ,De oídos sordos por Giovanni Cegarra
GIOVANNI CEGARRA


Mérida se ahoga junto a sus habitantes, en la inclemente casi ya inhumana, deficiencia de sus servicios públicos básicos elementales, que se registra no solo en la capital sino también en localidades del interior del Estado, sin que los entes y empresas del Estado Venezolano, encargados de suministrarlos, como debe ser, den respuesta alguna, pese a las protestas de las comunidades y sectores afectados, llamados públicos hechos, a diario, a través de los medios de comunicación, redes sociales.


 La situación raya la paciencia del colectivo merideño. La deficiencia de los servicios que prestan Aguas de Mérida, Corpoelec, CANTV, líneas de transporte público, Cuerpos de Seguridad, sin olvidar lo del gas y gasolina, es diaria, continua, no hay forma ni manera de que mejoren la prestación de los mismos, protestan van y vienen, los merideños claman por soluciones que no llegan, ni por mal viento, de oídos sordos, no hay respuesta alguna.


Entre tantos reclamos colectivos, por ejemplo, los continuos cortes del servicio de agua potable, en sectores que pasan días sin el preciado líquido, sin que Aguas de Mérida, dé una respuesta y explicación al respecto, pero si es eficiente, para elevar de manera exagerada e indiscriminada, la cuota mensual por un servicio cuya prestación es deficiente, ni responden al llamado, comunicaciones, que hacen llegar a la Gerencia, vecinos, comercios, restaurantes, hoteleros, etc.


No terminaríamos nunca, en describir, las cotidianas penurias que afrontan y confrontan los habitantes de esta urbe andina merideña venezolana, por las fallas intermitentes de sus servicios públicos básicos, cuyas Empresas del Estado, no dan respuesta alguna, pareciera no les importa el sufrimiento del colectivo, de oídos sordos, “ni lavan ni prestan la batea, ni el jabón dan”, así estamos en Mérida, a punto de cumplir 463º años de fundada, que los cumplirá sumida en una anarquía total, sin gobierno que valga y punto. 





Contenido Relacionado