Mérida, Enero Lunes 30, 2023, 12:15 am

Inicio

Opinión



Ejido por Carlos Guillermo Cárdenas D.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Carlos Guillermo Cárdenas D., Opinión, ,Ejido por Carlos Guillermo Cárdenas D.
Carlos Guillermo Cárdenas D.


Dedico al empresario José Luís Rodríguez Jaúregui, ejidense merideño

Cuando el capitán Juan Rodríguez Suárez mudó la ciudad de Mérida que había fundado a fines de 1558 de la llanura de Lagunillas a la meseta de La Punta, descubrió un modesto caserío Las Guayabas, así llamado por los indios Guaques. Los historiadores ubican la fundación de la ciudad el 14 de julio de 1650 por el capitán Buenaventura de Bustos Baquero.

El año de 1559, el capitán Juan Maldonado, encargado por la Real Audiencia de Santa Fe para que pusiera freno a los "desmanes" del capital Rodríguez Suárez fundando ciudades sin la debida autorización, se aposentó en el pueblo de Las Guayabas; y estando en el pueblo, los nativos destruyeron unos bohíos convirtiéndolos en cenizas.

En la semiplanicie de Las Guayabas el asentamiento aumentó progresivamente en el tiempo con el nombre de ciudad de Ejido, nombre este que atribuían a una área de terreno fértil y de temperatura calentana. La tierra fue convertida en fincas para pastorear ganado, plantaciones de cacao, frutas menores y cañamerales.

Ejido está abrazado por cuatro ríos, dos que tienen su recorrido desde las tierras altas de la cordillera andina, el Chama y el Albarrregas, y dos desde las montañas vecinas de la población de Ejido, los ríos Montanbán y el Portuguesa.

Además, Ejido se caracterizó por el humo de las chimeneas de los trapiches que dibujaban a la vista del viajero, el panorama oliente a guarapo de caña y de papelón hirviente.

En el año de 1811, dos años antes que el joven general Bolívar pisara tierras ejidenses en la Campaña Admirable, fue eregida villa, para convertirse en ciudad el año de 1887.

En fecha más reciente, el 16 de febrero de 1986, se creó la Parroquia Ignacio Fernández Peña de la ciudad de Ejido, que luego ascendió a Municipio Campo Elías en 1992.

Ejido se convirtió en la capital del Municipio Campo Elías, con sus tres hermosas plazas que veneran el respeto al Libertador Simón Bolívar, al héroe de la Batalla de Los Mosquiteros el coronel Vicente Campo Elías y al general Justo Briceño, además de dos plazoletas con los bustos del mariscal Antonio José de Sucre y el arzobispo Ignacio Fernández Peña.

Ejido ha sido en los últimos años, junto con la ciudad de El Vigía, que han tenido el crecimiento más acelerado de la región. De alguna manera, ha sido asiento de desarrollos urbanísticos y complejos comerciales que la han impulsado vertiginosamente. Además ha conservado su condición cultural con la Fundación Hacienda El Pilar de naturaleza multidiciplinaria con actividades de talleres de pintura, danzas y pintura; el Museo Histórico Religioso de Ejido que preserva la historia de creencias religiosas; la Iglesia de la Virgen del Carmen de Montalbán y el Santuario Diocesano San Buenaventura que constituye una edificación que preserva las creencias religiosas, ubidada frente a la plaza Bolívar.

El 26 de abril de pasado año 2021, en un hermoso acto presidido por el obispo metropolitano de Mérida Luís Enrique Kike Rojas y el alcalde del Municipio Ingeniero Simón Figueroa dieron bautizo e inauguración al imponente Monumento al beato de la iglesia católica Dr. José Gregorio Hernández.

He querido remembrar a la ciudad de Ejido, de tantos anécdotas y memorias de estas tierras andinas, con motivo de la invitación del profesor Libio López para dictar una charla sobre tópicos médicos, un reencuentro con amigos y vecinos.
 
Mérida, 5 de enero de 2022





Contenido Relacionado