Mérida, Enero Lunes 30, 2023, 02:54 pm

Inicio

Opinión



Desde mi Parroquia

“Testigos de Jesús en la misión” por Padre Edduar Molina Escalona

Diario Frontera, Frontera Digital,  Padre Edduar Molina Escalona, Opinión, ,“Testigos de Jesús en la misión” por Padre Edduar Molina Escalona
Padre Edduar Molina Escalona


El primer mes del año la Iglesia dirige su atención a los pequeños de la casa con la celebración de la Jornada Nacional de la Infancia Misionera (JONIAM), promovida por las Obras Misionales Pontificias en Venezuela.

 

Desde la Santa Sede en Roma, la Obra Pontificia de la Santa Infancia (POSI), tiene a su cargo la responsabilidad de organizar cada año esta Jornada, promoviendo desde la realidad propia de cada país la participación de los niños en diferentes actividades formativas, recreativas y pastorales que ayuden a dar respuestas concretas a las necesidades espirituales y materiales de los niños y adolescentes de todo el mundo. El objetivo es animar a nuestros chamos para que descubran que “hay más alegría en dar que recibir” y colocarse en el lugar de otros niños que necesitan nuestra ayuda en forma de oración, de sacrificios, de donativos, en los que descubrimos el rostro mismo de Jesús. Verdadera campaña de humanidad y sensibilización con la realidad que nos rodea.

 

La jornada es una ocasión privilegiada para crear conciencia en los niños del mundo sobre las necesidades de la infancia más pobre de bienes materiales, pero también de apreciar la riqueza de sus valores espirituales. También es una oportunidad única para que se puedan abrirse unos a otros y aprendan a conocerse y a quererse como hermanos, creciendo en la riqueza del otro que siempre tiene algo que dar y del que siempre tenemos mucho por aprender.

 

Hoy la Infancia Misionera, ante la realidad pandemia, ha sido más creativa que nunca, apoyándose en los medios y redes sociales ha incrementado la participación en actividades de recaudación de ayuda para el Fondo Universal de Solidaridad. Con los subsidios que se entregan a las iglesias más marginadas se intenta responder a tres necesidades de los niños y niñas: Protección física y moral, enseñanza escolar y educación en la fe.

 

El lema escogido en Venezuela para esta jornada 2022 es: “Como Paulina Jaricot, somos testigos de Jesús en la misión”, inspirado en la cita bíblica “recibirán la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre ustedes y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra”. (Hech 1,8).

 

Vivir la fe al estilo de esta laica francesa, fundadora de la Sociedad de la Propagación de la Fe y la Asociación del Rosario Viviente, quien será beatificada el venidero 22 de mayo de 2022. Apenas con sus 19 años ya sintió su compromiso misionero y la necesidad de ayudar las misiones de la Iglesia. En su lema de vida expresó: “Estoy hecha para amar y actuar. Mi claustro es el mundo”, no se quedó indiferente ante las necesidades de la Iglesia misionera. Su intuición inicial de orar por las misiones e involucrar a muchos para su sostenimiento sigue teniendo una enorme vigencia.

 

La preocupación de Pauline por la evangelización de los pueblos la llevó a organizar la recaudación de fondos para la misión tomando la iniciativa de hacer realidad la primera red social misionera. Bajo la metodología de “decenas”, “cientos” y “secciones”, los donantes se reunían para donar y compartir noticias de la misión, creando más decenas de donadores. El sistema se institucionalizaría con la creación de la Obra Propagación de la fe en 1822 y rápidamente ganó un alcance considerable en Francia, en Europa y luego en todo el mundo.

 

En este año 2022 celebraremos el Centenario de la designación de las cuatro obras como Pontificias por el Papa Pio X, el Bicentenario de la fundación de la Obra de la Propagación de la Fe y el Cuatricentenario de existencia de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Estos aniversarios son una ocasión, sin igual, para agradecer todo el bien que Dios a través de las Obras Misionales Pontificias ha hecho y continúa realizando en la Iglesia universal y en especial a través de la Infancia Misionera, formadora de generaciones de cristianos misioneros.

 

Damos gracias a Dios por llamarnos a esta bella Obra en la que niños y adolescentes experimentan la alegría misionera y crecen en la corresponsabilidad evangelizadora. 

 

Mérida, 22 de enero de 2022





Contenido Relacionado