Mérida, Enero Sábado 28, 2023, 06:35 am

Inicio

Opinión



DR. PEDRO SALINAS, VICTIMA DE LA NUEVA INQUISICIÓN por Eleazar Ontiveros Paolini

Diario Frontera, Frontera Digital,  Eleazar Ontiveros Paolini, Opinión, ,DR. PEDRO SALINAS, VICTIMA DE LA NUEVA INQUISICIÓN por Eleazar Ontiveros Paolini
ELEAZAR ONTIVEROS PAOLINI


Voy a ser muy breve, pues los datos curriculares del Prof. Salinas han sido difundidos con la mayor profusión, dándonos a conocer, sin equívocos, sobre una vida intelectualmente ejemplar, dedicada con excelencia a la docencia universitaria, a la investigación, a la extensión y a la publicación científica.
También se conocen los pormenores de lo que podríamos llamar una tragedia personal y familiar absurda, ilógica, irracional e inadmisible, resultado de la actitud miserable y mezquina de un gobierno interesado exclusivamente en el mantenimiento del poder, que con odio menosprecia a los que por encima de todo y de todos, se dedican a la producción de conocimientos y a la formación de hombres críticos que puedan entender en cualquier momento, que las relaciones de poder, siempre inestables, tienen que ser criticadas asiduamente para evitar la cosificación.
Y el impacto de la miseria planificada por el mal llamado gobierno para reducir a las universidades a su minina expresión, camino a la extinción definitiva, procura evitar la trascendencia de aquellos que como el Prof. Pedro Salinas, están por encima de las personalidades modales y de la pobreza mental de las fámulas recaderas que cuales títeres, adláteres y obedientes “revolucionarios”, representan un poder, que hace lo que le venga en gana.
Dan ganas de llorar al saber de la muerte por inanición de la esposa de nuestro amigo Prof. Pedro Salinas y de sus problemas físicos, resultado de una vejez que debería por sus méritos serle plenamente feliz, y que por el contrario, es sistemáticamente maltratada al recibir mensualmente la “dolorosa cachetada” de unos 280 Bs. que más parecen una limosna que un salario, y que cual daga hiriente atenta contra la dignidad. Todo parece la puesta en juego de una nueva “Inquisición”, ya no destinada por la Iglesia a los herejes, brujos, y apostatas, sino manipulada por inquisidores que manejando los hilos del poder, queman en la hoguera de la decepción, la desilusión, el desencanto y la contradicción, a hombres que tan inocentes como los herejes “chamuscados”, lo único que hicieron fue tener la capacidad de trabajar y producir intelectualmente, en la búsqueda de nuevas verdades y la modelación no impositiva de mejores ciudadanos.
Dr. Pedro Salinas, a pesar de las adversidades sufridas, que Dios le permita impregnar en su corazón la admiración que muchos sentimos por usted y sus obras y el hecho de tener la satisfacción espiritual de rememorar con persistencia lo que fue capaz de concretar en su fructífera vida.




Contenido Relacionado