Mérida, Febrero Lunes 06, 2023, 01:27 am

Inicio

Opinión



Make in India: Lecciones por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,Make in India: Lecciones por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.


El último intento de la India por lograr el desarrollo industrial es la iniciativa Make in India, introducida en 2014, que tiene entre sus objetivos la creación de infraestructuras de primer orden, la minimización de la burocracia, la promoción de políticas favorables a la innovación y la mejora del ambiente de negocios. Un plan de modernización del país con base en reglas claras y mayor transparencia para las relaciones entre agentes económicos, junto con una amplia promoción del emprendimiento, la creación de empleos y el fomento de industrias productivas. El fin es atraer inversiones nacionales y extranjeras, para que nuevas empresas elaboren sus productos en India, priorizándose aquellas destinadas a los sectores tecnología, manufacturas y servicios.

De esta manera, el país asiático avanza en el cambio estructural que facilite el crecimiento sostenible de su economía. Dicha transformación implica un esfuerzo real para crear las condiciones que lleven a las personas a pasar de la agricultura a la industria y luego a los servicios, de los sectores de baja a los de alta productividad, y de los pueblos a las ciudades. Todo esto ha exigido de la activa participación del sector público en conjunto con el esfuerzo privado en la construcción de una nueva economía.

En este sentido, India ha seguido un activo plan de reformas dirigido por el gobierno, que ha dado como resultado un impresionante progreso en la infraestructura física, así como una mejora en la prestación de servicios públicos a través de la infraestructura digital. A la par de una activa participación de empresas privadas convencidas de reglas claras para sus inversiones y transparencia en la relación con el gobierno y demás agentes económicos. Esto último ha permitido atraer inversiones en la fabricación de teléfonos móviles, automóviles y productos farmacéuticos. Permitiendo la llegada de marcas mundiales como Samsung, Hitachi, Kia y Apple, que han comenzado a elaborar sus productos en India.

Como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus, durante 2020 el gobierno de India introdujo nuevos incentivos vinculados a la producción en la iniciativa Make in India. Con el propósito de mejorar las cadenas de suministro locales, promover el desarrollo de economías de escala y estimular la inversión en la producción bienes de alta tecnología, el gobierno subvenciona a las empresas que invierten en mejoras tecnológicas y de la cadena de suministro si producen por encima de un determinado umbral.

Estos incentivos están dirigidos a 13 sectores de la economía, entre ellos: el farmacéutico, el de los teléfonos móviles, el de los componentes de automóviles y el textil, e incluye un desembolso total de 26.480 millones de dólares. Tal como se planteada, para hacer competitivos a los productores nacionales y reducir la dependencia de las importaciones, se corresponde con una medida para la reactivación económica y el crecimiento de la actividad productiva postcoronavirus.

El gran reto de esta nueva versión de la iniciativa Make in India es el impacto de la acción proteccionista del gobierno en el nivel de productividad de su economía. Una vez que el Estado proporciona protección, es difícil retirarla y difícil saber lo que sucederá en ausencia de protección, algo acerca de lo cual los países latinoamericanos tienen bastante experiencia.

A pesar de esto, Make in India ha facilitado el crecimiento de la participación del sector manufacturero en el PIB indio (hasta el 15%), el aumento de la inversión extranjera directa recibida por el país desde 2014 —la mayoría a servicios—, y el aumento de las exportaciones indias.

*@ajhurtadob





Contenido Relacionado