Mérida, Mayo Domingo 26, 2024, 10:37 am

Inicio

Opinión



China: criptomonedas y semiconductores por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,China: criptomonedas y semiconductores por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.


Los semiconductores son indispensables para consolidar el actual cambio tecnológico, pero su producción es insuficiente para satisfacer la gran demanda mundial. Situación que incrementa el poder de los países productores de esta mercancía, y retornan los recuerdos del poder de mercado desarrollado por diversas naciones a partir de su capacidad para producir bienes y servicios —por ejemplo, los países OPEP—. En este contexto, la llamada guerra de los semiconductores está vigente, y su preponderancia la minimizan solo los conflictos bélicos imperantes.


Esta situación aumenta la necesidad de identificar los países productores de semiconductores, las economías demandantes de esta mercancía, así como las acciones implementadas para reducir el impacto de la escasez de este producto. En los primeros, la economía líder mundial en la producción de semiconductores es Taiwán. Y en los segundos, destacan la Unión Europea, los Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y China.


Este último país ha impulsado su capacidad local para avanzar en la producción de semiconductores, realizando grandes inversiones, promoviendo la innovación y el desarrollo tecnológico, y desincentivando el uso de microchips en actividades no cónsonas con el objetivo de crecimiento económico. Así, en septiembre de 2021, los organismos estatales chinos declararon conjuntamente ilegales todas las transacciones de criptomonedas y asumieron el compromiso de eliminar la minería de criptodivisas.


Dadas las exigencias computacionales de la minería sus computadores son equipadas con nodos de proceso de semiconductores que van de cinco a siete nanómetros. Es decir, cuanto más pequeño sea el nodo, más avanzada será la tecnología para minar. La decisión del Gobierno de China reduce la demanda local de microchips, que dejará al país con los recursos necesarios para promover los avances tecnológicos, mientras minimiza el impacto de la baja producción mundial de semiconductores.


Pero la industria china de criptomonedas nunca ha tenido mayor ventaja en el marco de la guerra de los semiconductores. Dado que, a pesar de la escasez mundial de microchips, el fuerte crecimiento reciente de la industria de los semiconductores chino se dirige principalmente a sectores como las unidades de procesamiento central, las unidades de procesamiento gráfico y las matrices de puertas programables en campo, que parecen tener más peso en el objetivo nacional Made in China 2025.


Aparte de las preocupaciones productivas y comerciales que son propias de la pospandemia del coronavirus, la prohibición de la minería de criptomonedas en China también debe evaluarse en relación con otros intereses nacionales más apremiantes. El país se ha dedicado sistemáticamente a la supervisión reguladora central de los flujos de capital dentro de la economía, un objetivo que la naturaleza descentralizada y a menudo anónima de las criptomonedas contradice directamente. De hecho, la moneda digital del banco central chino, el Yuan digital o e-CNY, acaba de lanzarse internacionalmente durante los Juegos Olímpicos de Invierno y desde entonces el país se ha convertido en el líder de las iniciativas de criptomonedas de los bancos centrales en el mundo. Además, otra razón a favor de la iniciativa de eliminar la minería de criptodivisas es que China no puede permitirse el lujo de incumplir su promesa de reducir las emisiones de carbono por los costos medioambientales que conlleva esta minería. Y aunque puede parecer que la prohibición de las criptomonedas y su minería en China es un error, en realidad se trata de una medida inteligente que permite al país reevaluar sus prioridades.


* @ajhurtadob






Contenido Relacionado