Mérida, Mayo Martes 21, 2024, 12:21 pm

Inicio

Opinión



Rusia, Ucrania y el Sudeste de Asia por Alberto José Hurtado B.

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,Rusia, Ucrania y el Sudeste de Asia por Alberto José Hurtado B.
Alberto José Hurtado B.


La invasión de Rusia a Ucrania amenaza la recuperación económica del mundo, debido a que influye en los resultados macroeconómicos tanto de las naciones importadoras como exportadoras netas de materias primas. Las primeras, ven como se dificulta la gestión presupuestaria de la recuperación debido a los precios más altos que deben asumir para sus importaciones. Y las segundas, porque a pesar del incremento en el ingreso por exportaciones deben asumir los costos asociados con diversificar mercados en un momento cuando los costos de la logística del comercio son mayores y los encadenamientos productivos están fracturados.

En este orden, el Sudeste de Asia es una de las regiones más vulnerables. Principalmente porque el conflicto ha provocado el incremento de los precios del petróleo, el níquel, el trigo, el maíz, entre otras materias primas; situación contraproducente para Tailandia, Vietnam y Singapur, que son importadores netos de estos productos. Paralizó las iniciativas rusas de diversificación de socios comerciales en la región, afectando las negociaciones con Indonesia, Malasia y Vietnam. E incrementó la inestabilidad de precios, generando mayores costos a las decisiones de consumidores, productores y gobiernos.

Al respecto, el aumento de los precios del petróleo, el níquel, el trigo, el maíz; las asignaciones presupuestarias otorgadas a los hogares de bajos recursos y los incentivos fiscales brindados a las empresas por los gobiernos de la región, como estrategia para acelerar la recuperación económica luego de la pandemia; y el bajo ritmo con que crece la producción de bienes y servicios, han incrementado las presiones inflacionarias en las economías del Este de Asia.

El incremento de los precios al productor y al consumidor en Tailandia, por ejemplo, paso de 5,73% a 11,44% interanual en marzo de 2022. E igual tendencia se refleja en el índice de precios al consumo en Vietnam, Malasia e Indonesia. Además, esta inestabilidad de precios tiene impactos disimiles en la sociedad, debido a que afecta directamente a los grupos sociales que tiene una mayor demanda de electricidad, gas y otros combustibles, que hacen un mayor uso del servicio de transporte, y dependen de la importación de las materias primas indispensables para la actividad productiva.

De igual manera, esta inflación ha afectado de manera diferente a los países de la región. Esto debido a varios factores, como el ritmo de la recuperación económica tras la crisis provocada por el nuevo coronavirus, y las diferentes velocidades que muestran las economías del Este de Asia en la recuperación de su demanda. Todo lo cual ha incentivado la intervención del gobierno, mediante subvenciones al consumo de electricidad, gas, entre otros productos, como estrategia para aliviar el impacto del incremento de los precios de estas mercancías; especialmente en Indonesia, Tailandia y Vietnam. Además, implementado controles de precios a los bienes agroalimentarios para reducir el impacto del aumento de los precios de los alimentos e insumos, limitando la capacidad de las empresas para trasladar los mayores costos a los consumidores; especialmente en Indonesia, Malasia, Filipinas y Vietnam.

Asimismo, los gobiernos de las naciones del Este de Asia están priorizando la diversificación de proveedores de materias primas. Y, en el caso de los hidrocarburos, Venezuela y Arabia Saudita han llamado la atención al representar una fuente segura de petróleo y sus derivados. Estos nuevos socios comerciales podrían aliviar los altos costos de las importaciones y ayudarían a mejorar la competencia exportadora de las empresas de la región, pero aún está por verse si esta oportunidad para unos representará beneficios para todos.

* @ajhurtadob





Contenido Relacionado