Mérida, Abril Domingo 21, 2024, 05:19 am

Inicio

Opinión



EL CAPITALISMO ES VIOLENCIA, CORRUPCIÓN Y DESPILFARRO por Alirio Liscano

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alirio Liscano, Opinión, ,EL CAPITALISMO ES VIOLENCIA, CORRUPCIÓN Y DESPILFARRO por Alirio Liscano
Alirio Liscano


 I

El Sistema Capitalista violenta los ciclos de la naturaleza, lo que incluye a diversos renglones agrícolas, al suelo y al agua. Lesiona seriamente al género humano porque explota, excluye y discrimina. Y corrompe casi todo lo que toca porque exacerba la codicia, que creo es un pecado capital. El Cambio Climático, por ejemplo, es un fenómeno sobrevenido por efecto de la explotación frenética de los recursos naturales. El "crecimiento económico infinito", planteado por el Capitalismo es imposible porque los recursos que posee el globo terráqueo son "finitos". Las corporaciones han "chupado la sangre" del planeta y nosotros hemos visto los resultados: deslaves, huracanes y terremotos; erupciones volcánicas, tsunamis e incendios terribles; y nuevas y más agresivas plagas acompañadas por pandemias "adorables" (esto según Trump y Bolsonaro), que sin embargo reportan varios millones de fallecidos. Mérida sufre en estos días, de nuevo, ese azote repetido. Recordemos además, que estos flagelos golpean más duramente en los trópicos, regiones donde habitan las naciones más débiles; y bien lejos de los países "céntricos", desarrollados o industrializados, que miran la suerte del Sur con indiferencia. Ustedes saben del lanzamiento perenne de millones de toneladas de huevos al mar, una "necesidad" creada por otra más apremiante de "signo capitalista", que consiste en mantener los precios, que de otra forma podrían sufrir una "caída", lo que reduciría los caudales de los dueños de todo. Les cuento una vieja "hazaña capitalista" poco conocida. Los "bombillos ahorradores" de años recientes, nos aclararon que los mismos tuvieron siempre la posibilidad de alumbrar por más tiempo, pero eso era rechazado por las empresas fabricantes que habían calculado los "dividendos" que derivarían. Y por estos laberintos de las "firmas glotonas" llegó "la sociedad de consumo", hoy dominante en todas las transacciones comerciales y muy visible en los repuestos de los carros y otros artefactos cotidianos. Tanto que eso cambió el concepto de los automóviles. En este caso el "negocio redondo" funciona así: usted compra el carro, pero realmente queda "amarrado" a seguir comprando las piezas durante lo que le resta de vida, pues ellas traen una fecha de caducidad que es "una soga en el cuello". 
Sin embargo, el Capitalismo también es corrupción y es guerra, asuntos que usted puede concienciar por sí mismo con mayor facilidad.

II

Si con estos datos básicos usted descifra "la naturaleza del Capitalismo", ya entendió por qué vivimos en un mundo sacudido por la depredación ambiental y muy dividido entre ricos y pobres, blancos y negros, hombres y mujeres, etc, trabajo de zapa hecho por el sistema, donde impera la explotación generalizada de la fuerza de trabajo, el racismo, el machismo, el consumismo, la desatención de adultos mayores, jóvenes y niños, al tiempo que afloran conceptos nazi-fascistas inaceptables como el menosprecio, el supremacismo y la discriminación. Y donde se apuesta a la "guerra de todos contra todos", que es una típica "manufactura capitalista". Y usted comprenderá entonces que la máxima felicidad social, la justicia y la paz no vendrán por este camino y que hay que buscar otro. 
240 millones de vacunas anti- covid, informa la OMC, han sido desechadas por caducidad, mientras 100 millones de ellas no han sido retiradas por sus países dueños por la cercanía de la fecha de vencimiento. Esto, mientras África, continente que sólo ha vacunado un 15 por ciento de la población total, sigue vapuleada dramáticamente por el flagelo. El Capitalismo es una mentira colosal. Sus leyes dicen que usted tiene todos los derechos, pero en realidad no tiene ninguno. Su derecho a la vida termina cuando usted está en la puerta de la Clínica y es conminado a presentar la tarjeta del "seguro". Su vida ha recibido un precio. O no es así? Igual ocurre con su acceso a la vivienda, al estudio, a los servicios públicos, todos privatizados. Y lo mismo sucede con la falsa democracia gringa, porque los republicanos y demócratas piensan idéntico, pero mientras los primeros dicen lo que harán, los segundos lo esconden. Qué democracia es ésta que escoge al Presidente en los Colegios Electorales con un maletín de dólares en las manos? Y eso sí, guerra abierta contra los regímenes populares: Kirchner, Chávez, Fidel, Lula, Correa, Evo, Ortega, Zelaya, Lugo y contra sus seguidores Maduro, Arce, Díaz-Canel, Dilma Rousseff, Xiomara Castro y los que vengan, mientras apoyan con bases militares y armamento Otan a "demócratas" como Uribe Vélez, Santos y Duque. Pero están marcados por la historia y no pasarán. Nosotros Venceremos. AL.




Contenido Relacionado