Mérida, Junio Domingo 23, 2024, 03:41 am

Inicio

Opinión



URGE UNA POLÍTICA DE DESARROLLO AGRARIO por Luis Loaiza Rincón

Diario Frontera, Frontera Digital,  LUIS LOAIZA RINCÓN, Opinión, ,URGE UNA POLÍTICA DE DESARROLLO AGRARIO por Luis Loaiza Rincón
LUIS LOAIZA RINCÓN


Los productores venezolanos saben que cumplir su labor implica superar miles de obstáculos que dificultan la iniciativa privada y el acceso a las fuentes de financiamiento, al combustible y a un sinfín de aspectos claves para salir adelante. El resultado es la destrucción de la capacidad productiva nacional.

 El secreto para superar esto no es otro que fortalecer la propiedad privada y estimular la producción sobre la base de la sana competencia. El país necesita aumentar su potencial productivo y los productores del campo necesitan que los insumos requeridos para su labor (semillas, fertilizantes, agroquímicos, maquinarias, etc.), se encuentren disponibles con cantidad, calidad y diversidad.

 También se necesitan alianzas entre los productores y el Estado para facilitar el acceso a los insumos agrícolas, al asesoramiento técnico de calidad y al apoyo financiero necesario que permita rescatar la producción nacional. Es urgente una política pública de desarrollo agrario que impulse la producción de alimentos y el mejoramiento de la calidad de vida de la población vinculada a las tareas del campo.

 Se debe cuanto antes emprender el duro trabajo de recuperar los centros de acopio, los sistemas de riego y las cuencas hidrográficas, los programas de planificación de siembra, la recuperación de la vialidad agrícola y el desarrollo de una educación para el trabajo.

 Sin un plan de desarrollo agrícola será muy difícil resolver los problemas estructurales que enfrenta el país para aumentar su producción. No se puede seguir improvisando y dejando en manos del azar un asunto tan importante del cual depende la alimentación de millones de venezolanos. Una sólida estructura de producción agraria, en el marco del estado post rentistas, es lo que garantiza que pueda erradicarse el hambre, la necesidad y la ruina.





Contenido Relacionado