Mérida, Mayo Domingo 26, 2024, 10:44 am

Inicio

Opinión



Desde mi Parroquia

“Renovemos el compromiso de testimoniar” por Padre Edduar Molina Escalona

Diario Frontera, Frontera Digital,  Padre Edduar Molina Escalona, Opinión, ,“Renovemos el compromiso de testimoniar” por Padre Edduar Molina Escalona
“Renovemos el compromiso de testimoniar” por Padre Edduar Molina Escalona


Con motivo de la solemnidad de la Ascensión, el Santo Padre ha hecho una invitación a los cristianos del mundo para que con nuevo ardor misionero, “renovemos el compromiso de testimoniar”; es decir, dar a conocer en nuestra cotidianidad el ideal de ser "testigos generosos de Cristo Resucitado", conscientes de que él, yendo al cielo, no abandona a nadie, ya que, de hecho, "siempre está con nosotros y nos apoya en el camino".

 

Francisco nos recuerda que Jesucristo, ascendiendo al cielo, deja un mensaje y un programa para toda la Iglesia: "Ve y enseña a todas las naciones... enseñándoles a observar todo lo que te he mandado". Una tarea apremiante para todos “ir a enseñar”, los valores de vivir con los pies sobre la tierra y con la mirada puesta en las cosas de arriba, anhelando los bienes eternos que nadie nos podrá arrebatar. (Col 3,1-5).

 

El Papa llama en primer lugar a los jóvenes, tal como les decía a los del Movimiento Missio Giovanni, en la audiencia del pasado 20 de abril, la juventud hoy está llamada a “superar las parálisis, escuchando al igual que al joven muerto de Nain” (Lc 7,11-17), y también lo señala la palabra de Jesús: “yo te lo ordeno levántate”, es la invitación a ser "relanzados" hacia un futuro de vida, lleno de esperanza y caridad hacia nuestros hermanos.

¡No vivir como muertos, vivir como resucitados!, comprendiendo que la vida es un verdadero don que está destinado a ser compartido con todos. La misión, les dice el Papa a los jóvenes, no puede sino estar motivada por el entusiasmo de poder compartir esta gracia como el mayor motivo de felicidad con los demás.

 

También el Papa se dirige a los ancianos. El pasado 25 de mayo, el Santo Padre en su catequesis sobre el sentido y el valor de la vejez, meditó con el Libro del Eclesiastés y dijo, Los ancianos llenos de sabiduría y humor hacen mucho bien a los jóvenes. Los salvan de la tentación de un conocimiento del mundo triste y sin sabiduría y los devuelven a la promesa de Jesús: “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Mt 5,6).

 

El Obispo de Roma, también llamó a los enfermos a dar testimonio con espíritu de fortaleza desde la cruz de la enfermedad; tal como lo recordaba con motivo de la XXX Jornada Mundial del Enfermo, el pasado viernes 11 de febrero, al reflexionar sobre “Jesús, misericordia del Padre”, modelo de comprensión y conciencia del que sufre la enfermedad. Nos dijo, “Él, mejor que nadie comprende” que el dolor aísla completamente, el corazón se entristece, el miedo crece, los interrogantes se multiplican, el encontrar respuesta a la pregunta sobre el sentido de todo lo que sucede es cada vez más urgente, descubrir “el aceite de la consolación y el vino de la esperanza, siguiendo el ejemplo de Jesús, misericordia del Padre”, es el verdadero testimonio de cada hombre que sufre en su cuerpo y en su alma.

Por último, el Papa se dirigió a los recién casados; aquí recordamos la audiencia general del pasado 18 de mayo, cuando les invitó a formar familias que sean lugares donde aprender a amar a Dios y al prójimo con serenidad y alegría.

 

La solemnidad de la Ascensión, nos dice que la Iglesia está en pie, de misión, con el Evangelio y la Eucaristía en las manos. No podemos quedarnos mirando el cielo, como aquellos varones galileos. Este misterio de la evangelización es el de una Iglesia sinodal, en salida, que va a las periferias de la existencia humana. Que el Poderoso intercesor a la derecha del Padre nos llene de bendiciones.

 

Mérida, 29 de mayo de 2022





Contenido Relacionado