Mérida, Enero Domingo 29, 2023, 01:02 pm

Inicio

Opinión



Elecciones en Venezuela 2025 por Orlando Gutiérrez

Diario Frontera, Frontera Digital,  Orlando Gutiérrez, Opinión, ,Elecciones en Venezuela 2025 por Orlando Gutiérrez
ORLANDO GUTIÉRREZ, EXGOBERNADOR DE MÉRIDA


Todos se preguntan cuándo serán las elecciones presidenciales en Venezuela. Las últimas tuvieron lugar el 20 de mayo de 2018 para los períodos de 2019 al 2025. Nicolás Maduro fue la fuerza más votada con el 67,84%,  6 millones 248 mil 864 votos, frente a los 20,93% de Henri Falcón con 1  millón 927 mil 958 y los u un millón 15 mil 895 votos para un 10,82% de Javier Bertucci. 

Partido Socialista Unido de Venezuela de Nicolás Maduro ganó en 20 de las 23 gobernaciones que había en juego en estas elecciones, todas excepto los estadios  Zulia, Nueva Esparta y Cojedes

Venezuela con una población de 30 millones 149 mil 534 habitantes, con una población electoral de 20 millones 526 mil 978, votaron 9. millones 89 mil 58,  el 46% y con una diáspora de 4 millones de venezolanos electores (por supuesto que la diáspora es mayor).  

Más o menos es la información que se tiene medio oficial, como las estadísticas allá no existen, la maquillan, las manipulan, si el Banco Central de Venezuela, años sin dar las estadísticas económicas, tan importante para poder proyectar y planificar tanto el sector publico como el privado, que se puede esperar en los cómputos electorales, que desde las mesas comienza la trampa, los votos asistidos, la reubicaciones de última hora de los electores, las migraciones de los electores, los cierres a destiempo de los centros electorales, las alteraciones de las actas, la intromisión y uso de la fuerzas armadas, antes eran garantes ahora son actores, con filiación y pasión, son partes interesadas, el ventajismo electoral, la intromisión del ejecutivo, la utilización de los recursos gubernamental, los puntos de información cercana con propaganda en los centros de votación, cierres de centros donde no les favorecen, alargamiento de la hora de cierre para trasportar electores a última hora en vehículos oficiales, y rematan con escrutinios privados, alterando resultados, manejan la logística y la operatividad cibernética de los votos, en sala de control situacional tanto en Miraflores como en Cuba, sin auditorias de las máquinas, compra descarada de votos, coacción de los funcionarios públicos, conformación de los juntas electorales absolutas mayoría gubernamental, amenaza de los colectivos a los electores, y para rematar si los resultados le son adversos, le queda el recurso del TSJ, en la Sala Electoral, para anular y repetir elecciones, es decir un control absoluto del proceso. No conforme con toda esa ventaja, el TSJ altera las autoridades de los partidos tradicionales y mayoritarios sus directivas, poniendo personas afines y con algunos privilegios, algunos dicen que son en los peores de los casos subvencionados o comprados y publicitarse en los medios que el gobierno en su 99% controlan, de tal manera que tenemos los partidos divididos por acciones interesadas y provocadas por el ejecutivo, líderes presos, perseguidos, exiliados, asesinados, toda realidad provocada y dirigida por el gobierno, se le suma las divisiones de los partidos por su propias argumentaciones y diferencias, producto de egos, miedos, vendidos, individualismo, completamente absurda e incompresibles, algunos partidos, tipo franquicias electorales, plataforma operativas para fines personales, teniendo una claridad que el más del 80% rechazan al gobierno, es la más absoluta verdad , la variable mas importante no son los votos, porque el voto del venezolano es mayoritariamente en que querer salir de esta tragedia, el desencanto, la frustración está en la burla de la voluntad popular expresada en las urnas electorales, partiendo de saber de lo ilegitimidad del Presidente, de la asamblea Nacional, del CNE, del TSJ, es lo de fondo, como hacer que se respete los resultados, la transparencia , estar claro en una unidad efectiva, real, deponer las aspiraciones personales, grupales, partidistas, planificar la estrategia, una acción conjunta, no empezar por lo último, estamos entretenidos con candidaturas a destiempo, apresuradas, si vamos orgánicamente, el candidato es de los menos, no podemos depender de un mesiánico candidato, sin duda es meritorio y titánico esta lucha electoral, ni siquiera David contra Goliat, es una epopeya, no es pesimismo, es tener sentido de la realidad, identificar el verdadero enemigo, no atacarnos entre nosotros, saber contra quien estamos enfrentados, es un compromiso de todos




Contenido Relacionado