Mérida, Enero Domingo 29, 2023, 06:10 pm

Inicio

Opinión



Japón, monedas digitales y efectivo por Sadcidi Zerpa de Hurtado

Diario Frontera, Frontera Digital,  Sadcidi Zerpa de Hurtado, Opinión, ,Japón, monedas digitales y efectivo por Sadcidi Zerpa de Hurtado
Sadcidi Zerpa de Hurtado


Muchos países del mundo se encuentran en la tarea de desarrollar su propia Moneda Digital del Banco Central (MDBC), una manera de responder al rápido proceso de digitalización de los pagos, al acelerado avance tecnológico y a la incorporación de nuevos instrumentos/actores al mercado financiero. En este orden, se multiplican los proyectos de MDBC y comienzan las pruebas piloto en aquellas economías con mayor interés en atender los nuevos retos que la tecnología trae a los sistemas de pago (destacando los avances de China, Corea del Sur, Japón, Nigeria, Uruguay).

Entre las ventajas de crear una moneda digital destacan: 1) desarrollo de una plataforma que facilite distintos servicios de pago; 2) impulso a la competencia e innovación entre los proveedores de servicios de pago; 3) moneda digital emitida por el banco central, ente responsable de mantener su valor tal como lo hace con los billetes y las monedas tradicionales; 4) permitiría al banco central tener mayor incidencia sobre la evolución del sistema de pagos del país; y 5) nuevo activo que compite con el efectivo y los depósitos. Y se consideran desventajas del uso de MDBC: a) puede poner en riesgo la estabilidad financiera al proveer un nuevo activo, con capacidad para convertirse en activo refugio en la medida que las personas confíen en ellas; b) poca claridad de respuesta en relación con su funcionamiento fuera de línea (off-line), aspecto fundamental en regiones con mala o escasa conectividad a Internet; c) elevados costos del desarrollo de esta solución tecnológica, tanto en tiempo como en recursos económicos; y d) necesidad de modificar el marco legal para establecer con claridad los activos de curso legal y poder liberatorio en el país que adopte la MDBC.

Ante esta realidad, Japón avanza en las pruebas de viabilidad técnica de las funciones y características principales de su ecosistema MDBC minorista. El objetivo es estar al día con las nuevas características técnicas relacionadas con la tecnología Blockchain, por si surge la necesidad de poner en práctica su propia MDBC. Es decir, el desarrollo de una moneda digital no es prioridad del Banco de Japón, en su lugar aboga por el seguimiento a los desarrollos que trae la cadena de bloques incorporada a los sistemas de pago.

Al respecto, existen tres factores que impulsan esta posición del Banco de Japón: 1) la alta inclusión financiera que evidencia el país, 2) el predominio de los servicios bancarios por Internet, y 3) la alta preferencia por el efectivo entre personas mayores y grupos de bajos ingresos. De manera que la prioridad es seguir acumulando conocimientos en relación con la tecnología Blockchain para garantizar que su uso no perturbe la estabilidad e innovación financiera en Japón.

Así, el costo de oportunidad de una MDBC se incrementa en países (como Japón) donde: el acceso al sistema bancario es prácticamente universal; el uso de tecnologías digitales y móviles para pagar las compras bienes y servicios se ha generalizado —iniciado y promovido por el sector privado—; se obtienen beneficios tangibles por el uso de tarjetas de crédito y demás medios de pago, que pueden acumularse y utilizarse para comprar o pagar otros servicios; hay garantía de acceso a Internet de alta velocidad y a los equipos necesarios para su uso; y el dinero en efectivo cumple las funciones de unidad de cuenta, medio de cambio y depósito de valor, es decir, un instrumento seguro y muy líquido para realizar pagos.

En otras palabras, el interés por las MDBC seguirá aumentando, pero todavía no son un sustituto eficiente del dinero en efectivo. Las monedas y los billetes seguirán utilizándose en muchas economías, a pesar del mayor costo que representa su emisión y manejo.

* @zerpasad





Contenido Relacionado