Mérida, Enero Domingo 29, 2023, 06:15 pm

Inicio

Opinión



ES LA HORA DE LA RAZÓN AMOROSA Y LA CAUSA HUMANA... o de "GOBERNAR OBEDECIENDO" por Alirio Liscano

Diario Frontera, Frontera Digital,  ALIRIO LISCANO, Opinión, ,ES LA HORA DE LA RAZÓN AMOROSA Y LA CAUSA HUMANA... 
o de "GOBERNAR OBEDECIENDO" por Alirio Liscano
ES LA HORA DE LA RAZÓN AMOROSA Y LA CAUSA HUMANA... o de "GOBERNAR OBEDECIENDO" por Alirio Liscano


  I

La lucha social es nuestra cédula de identidad, primera obligación política, primer mandato chavista. Y nuestra alternativa es "crecer" en el seno del pueblo, lo opuesto sólo sería el anuncio de la "caída". Y una revolución popular de signo socialista "tiene el deber de vencer". El Comandante Chávez nos habló de "la razón amorosa y la causa humana" y también del "gobernar obedeciendo". Y después nos llamó a la hazaña de ganar la presidencia con 10 millones de votos. Sin embargo, luego de posesionado Nicolás, ellos se lanzaron al "remate" del Chavismo y la guerra del Imperio se hizo más cruel y aniquiladora. Y hoy estamos en la situación que resumo citando nuestro avión en Argentina, lo que impone reflexión y creatividad sobre las rutas a seguir para "gambetear al monstruo" y conseguir el arduo objetivo de derrotarlo. La economía venezolana, luego de 8 años (2013-2021), recibiendo golpes "mortíferos" mientras "hacíamos maromas" para defenderla, comenzó a crecer con fuerza desde el 2021. Recordemos que el Comandante recibía por concepto petrolero 56 mil millones de dólares al año, mientras Maduro ha fluctuado en la órbita de los 5 mil millones. No es lo mismo gobernar con 5 mil millones que hacerlo con 56 mil millones. Usemos la matemática. Ahora nuestra economía sigue creciendo gracias al gran esfuerzo de resiliencia de los venezolanos que reseñamos con orgullo y porque nuestro liderazgo chavista "se las ha inventado" para que nos mantengamos a flote, lo que nos indica que "sí se puede". Claro está, seguimos "paralizados" en torno de nuestras grandes fortalezas de ingresos como Estado Nacional. Por esta razón, el Presidente Maduro llamó al rescate de nuestros activos esquilmados y robados . Esto es lucha política, diplomática y también batalla legal. Perfecto. Nos movilizamos tanto en las oficinas y despachos como en las calles. Empero, "el gigante de las siete leguas" viene directo hacia acá con virulencia redoblada, porque la Patria Grande sigue movilizada y rugiendo con su combatividad característica. Ya llegó Petro pero están en camino Lula y Cristina. 
                  
                   II
Hagamos un paréntesis aquí. Desde 2021, que recordemos, arreciaron las críticas de ciertos camaradas "izquierdistas", que insisten con el discurso imperial de que "Maduro no es Chávez" y que el Presidente Obrero es un "elemento neoliberal". Y sostienen su prédica sesgada rechazando las Leyes de las Zonas Especiales y del Antibloqueo. Se olvidan esos amigos que necesitamos dinero "fresco" en manos de nuestro pueblo, para que pueda adquirir los bienes básicos. La guerra imperial privilegia el ataque a la moneda, su libre circulación y sobre todo su poder adquisitivo o capacidad de compra. El drama de la vieja dependencia. Saquean nuestros recursos naturales como "gallina flaca", traen los bienes a precios astronómicos, cae nuestra balanza de pagos, nos endeudamos y terminamos en el infierno. Sin duda, este es un riesgo que seguro venceremos. En nuestro caso, es tremenda la presión del "dólar paraco" y hemos capturado camiones en fuga en la frontera repletos de billetes de bancos venezolanos. Nuestros pueblos, por la guerra imperial-oligarquica, están urgidos de dinero efectivo para solventar sus necesidades. Necesitamos pues, dinero "cash" para atender las obligaciones, con billetes activos y en circulación, la "linfa" de la economía que no podemos eludir ahora. Ustedes lo perciben cada día, no es lo mismo ser dueño de una casa que tener ese fajo de dinero en las alforjas. Es decir, la vida diaria es una función de "billete en mano". Para normalizar la vida nacional, especialmente el consumo de alimentos, medicinas, calzado, requerimos numerario contante en manos de los millones de nacionales que consumen. Y para eso, que es una necesidad de todos sin distingos, debemos captar y traer inversiones nuevas, una ruta eficaz para seguir activando la economía, creciendo comercialmente, generando empleo y estimulando las fuerzas productivas. Es el camino forzoso para responderle a nuestro pueblo, léase bien, al sujeto histórico de esta triunfal revolución que representa nuestro máximo e ineludible compromiso. Y seguimos aferrados a la ética chavista de máxima lealtad al 
pueblo, lo que significa correr con su propia suerte. Para el Chavismo servir al pueblo lo que traduce es que somos leales sin condiciones. Temblar de indignación es lo revolucionario, pero "tenemos el desafío de resolver". El otro camino es el que tomó el "Puntofijismo adeco-copeyano", que se lanzó contra el pueblo en El Caracazo de 1989, lo que incluyó el "suicidio" de ellos mismos. Nosotros Venceremos. AL.




Contenido Relacionado