Mérida, Enero Domingo 29, 2023, 11:30 am

Inicio

Opinión



OMC y el orden comercial internacional por Alberto José Hurtado B.*

Diario Frontera, Frontera Digital,  Alberto José Hurtado B., Opinión, ,OMC y el orden comercial internacional  por Alberto José Hurtado B.*
OMC y el orden comercial internacional por Alberto José Hurtado B.*


La Organización Mundial del Comercio (OMC) se creó en 1995 para promover el comercio internacional y resolver los problemas a los que se enfrentaba su predecesor, el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT por sus siglas en inglés). En este orden, sus principales funciones son: 1) establecer y hacer cumplir las normas del comercio internacional, 2) promover el libre comercio mediante negociaciones comerciales entre países, y 3) resolver las diferencias entre los Estados miembros de la OMC. En la medida que crecieron las actividades económicas a nivel mundial, se amplió la variedad de bienes y servicios objeto de intercambio, así como las normas necesarias para sustentar las relaciones comerciales internacionales.

Al respecto, la OMC no ha sido eficaz a la hora de establecer nuevas normas para actividades en rápida expansión dentro de la economía internacional —la inversión y el comercio electrónico, siguen sin una respuesta clara por parte del órgano multilateral—. Y promover negociaciones comerciales multilaterales se ha vuelto cada vez más difícil, debido a la necesidad de consenso entre los miembros de la OMC; muchos de ellos países con marcadas diferencias políticas e ideológicas.

Ante esta realidad, la OMC ha adoptado dos enfoques para reforzar un orden comercial internacional basado en normas y superar el problema de la ineficacia en la elaboración de principios que rijan las nuevas actividades de la economía internacional. El primer enfoque es a través de los Acuerdos Comerciales Regionales (ACR), que promueven el comercio entre países mediante la eliminación de barreras comerciales. Estos acuerdos favorecen los vínculos comerciales entre economías que logran expandir su intercambio de mercancías en la medida que una mayor cantidad de países hacen parte del ACR. En los últimos años, estos acuerdos han incorporado ámbitos como el comercio de servicios, la inversión, el comercio electrónico, los derechos de propiedad intelectual, las tecnologías de información y comunicación, entre otros. A partir de esto, han contribuido a la liberalización y han establecido normas para hacer frente a las nuevas prácticas comerciales evidentes en el mundo. En este orden, se espera que los mega-ACR —en forma de Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP) y Asociación Económica Integral Regional (RCEP)—, aumenten el número de miembros y amplíen el alcance internacional del sistema basado en normas.

Y el segundo enfoque consiste en la promoción de acuerdos plurilaterales, donde los países con ideas afines acuerdan normas entorno a un ámbito específico de la economía internacional, sin perseguir la toma de decisiones por consenso dentro de la OMC. El primer paso para avanzar en este enfoque es emprender iniciativas de declaraciones conjuntas dentro de la OMC que, sin necesidad de lograr apoyo pleno de los países dentro de la organización comercial, aglutine respaldo de un grupo de países. En este orden, varias negociaciones de acuerdos plurilaterales están en marcha o han concluido, destacando las relacionadas con el comercio electrónico, la facilitación de la inversión, el medio ambiente y la regulación nacional de los servicios. Los acuerdos plurilaterales pueden facilitar la celebración de nuevos acuerdos porque sólo los interesados tienen que comprometerse, mientras se acepta el no cumplimiento por parte de los países sin interés alguno en suscribir el acuerdo —estos últimos recibirán los beneficios de los acuerdos sobre la base de la nación más favorecida—.

Los países que participan en la OMC deben recordar que el objetivo final de estos dos enfoques es establecer un sistema comercial mundial basado en normas. Para lograr esta meta, cada economía participe de ACR y de acuerdos plurilaterales debe estar abierta a ampliar los acuerdos suscritos en función de un mayor número de países miembros y de temas. De esta manera, la reactivación del sistema comercial internacional basado en normas permitirá recuperar la senda de crecimiento económico mundial.

* @ajhurtadob





Contenido Relacionado